SERBIA

Branislav Knezevic, la última perla de los Balcanes

A sus 18 años, es una de las grandes estrellas de la Super Liga serbia. Udinese y Red Bull Salzburgo son los más interesados en ficharlo. Lo siguen varios equipos de España.

0
Branislav Knezevic, la última perla de los Balcanes

Serbia se ha convertido en uno de los mercados preferidos para los clubes de la grandes ligas. De allí han salido en la última década una gran cantidad de talentos que se han asentado en la élite como Jovic, Milinkovic-Savic o Kostic. Sin embargo, la cosa no acaba aquí, y es que todavía hay varias promesas en la liga nacional que podrían dar el salto en los próximos mercados. Uno de los más prometedores es Branislav Knezevic, un desconocido para el gran público pero que en Serbia consideran uno de los mejores jugadores de Europa de su generación (2002)

Se trata de un mediocampista de apenas 18 años que actualmente juega en el Macva, de la primera división serbia, y que ya tiene varios clubes de las grandes ligas del continente siguiéndole la pista. Udinese y Red Bull Salzburgo quieren adelantarse al resto. Incluso el conjunto italiano ya quiso incorporarlo en el último mercado de invierno. También lo busca el club más importante de su país y equipo Champions, Estrella Roja de Belgrado. En España, hay varios equipos de primera y segunda división que, sin haber presentado una oferta, se han puesto en contacto con él para comunicarle el interés.

Esta temporada ha jugado 21 partidos con el primer equipo del Macva, 20 de ellos de la Super Liga. Ha marcado tres goles, el último en la pasada jornada contra el Proleter. Es internacional con la Sub-19 de Serbia. Destaca por su capacidad técnica, muy depurada para el control y el pase, y por saber leer bien el juego tanto en la fase ofensiva como en la defensiva.

Su entrenador, Dragoslav Kostic, una de las personas que mejor lo conoce, habla maravillas de él. “Un chico maravilloso y superdotado para el fútbol. No tengo ninguna duda de que tendrá una gran carrera. Nunca se pierde ni una sola sesión de entrenamiento. Hoy en el campo conmigo y sus compañeros, a pesar de tener el día libre. Estoy feliz y satisfecho de tener un jugador así”, dijo recientemente en una rueda de prensa.

A pesar de su rendimiento, tanto él como su entorno más cercano quieren ir despacio. Sólo piensa en disfrutar de esta temporada y hacerlo lo mejor posible para ayudar a su equipo. Es consciente de que triunfar en el fútbol pasa por cumplir todas las etapas y no dará el salto si no cree que es una buena oportunidad.