REAL ZARAGOZA

“Dejar la portería a cero es lo que nos va a hacer crecer como equipo”

JIM reitera la necesidad de recuperar la seguridad defensiva y subraya la importancia de revertir cuanto antes la dinámica: “El partido de mañana es vital porque venimos de dos adversidades”.

Zaragoza
Juan Ignacio Martínez.
ALFONSO REYES

Juan Ignacio Martínez ha insistido en que una de las claves para lograr victorias es dejar la portería a cero: “Si encajas, otra vez vas a remolque y el equipo muchas veces se desconecta. A lo mejor esa situación en la que nos encontramos pesa mucho, pero creceremos a partir de esa seguridad defensiva, ya que el gol puede llegar como nos ha pasado en los partidos que hemos ganado”. El técnico también ha asegurado que lo que queda es una maratón de muchas etapas y que la única palabra que les vale es ganar: “Es muy fácil decirla, pero debemos trasladarla a la mente para que esa energía nos lleve al triunfo, ya que estamos en situaciones en las que no nos vale otra que sumar de tres en tres”.

—¿Cómo se encuentra anímicamente el vestuario tras las dos últimas derrotas?

—Siempre es duro el primer día después del partido porque no han pasado ni 24 horas, pero ya después de ese día en el que la gente descansa y está con su familia hacemos un análisis grupal a través de imágenes y hay satisfacción porque la actitud ha sido buenísima. Todo lo cambia el resultado. Cuando ganas parece que todo lo que haces está bien y cuando pierdes no. La actitud es buena y confío al máximo en el equipo. Así lo ha demostrado. Es cierto que han venido dos adversidades, pero mañana vamos a intentar cortarlas de raíz.

—¿Y usted cómo está? ¿Entiende las críticas de estos últimos días?

—Recuerdo la situación en la que estábamos el día que llegue y recuerdo la situación en la que estamos ahora. Yo sé que va a ser una maratón de muchas etapas. Evidentemente, no lo vas a ganar todo. Yo soy una persona muy equilibrada en el aspecto mental, que es lo que le intento transmitir al jugador. Soy la misma persona que llegué y espero irme igual y sobre todo habiendo cumplido los objetivos que marca el club. El mensaje es el mismo, que la única palabra que nos vale es ganar. Es muy fácil decirla, pero debemos trasladarla a la mente para que esa energía nos lleve a la victoria, ya que estamos en situaciones en las que no nos vale otra que sumar de tres en tres.

—¿Le da más importancia a volver a la senda del gol o a recuperar esa solvencia defensiva que le permita dejar la portería a cero?

—Desde la portería a cero vas a crecer como equipo, ya que el gol puede llegar como nos ha pasado en los partidos que hemos ganado. Si tú encajas, ya vas otra vez a remolque y el equipo, no me preguntes por qué, muchas veces se desconecta. A lo mejor esa situación en la que nos encontramos nos pesa mucho, pero creceremos a partir de esa seguridad defensiva. Si somos fuertes en defensa, como en los partidos anteriores, iremos creciendo durante el partido. Y también está el tema de La Romareda. Esa energía que no sentimos porque no puede venir la afición sí que se siente porque es La Romareda. No lo digo yo. Varios jugadores contra los que hemos jugado y yo he tenido en otras etapas me lo dicen, que nada más llegar al estadio… Ese sentimiento debemos intentar trasladarlo nosotros al terreno de juego. El de mañana es un partido vital porque venimos de esas dos adversidades que hemos comentado.

—¿Qué le falta al equipo para generar más ocasiones de gol?

—Desde mi llegada hacemos dos o tres sesiones específicas de aspectos ofensivos: muchos automatismos, muchos movimientos entre los delanteros y muchos movimientos con llegada de otros jugadores para generar ese peligro que nos cuesta tanto, pero al final lo que interesa es meter goles.

—Álex Alegría aseguró ayer que se siente más cómodo jugando junto a otro delantero y Narváez señaló hace una semana que prefiere jugar arriba que en banda. ¿Se les puede ver juntos en la punta del ataque frente al Tenerife?

—Lo más importante ahora mismo es el grupo y la situación en la que nos encontramos, de la que todos somos conscientes. Hay que respetar la opinión de los chavales, hablo mucho con ellos y me transmiten su sentir, que es lo más importante.

—Álex Alegría aún no ha marcado tras cinco titularidades. ¿Qué opciones tiene Iván Azón de jugar de inicio?

—Todos tienen posibilidades de jugar porque son futbolistas de la primera plantilla.

—A las numerosas bajas que ya había en el centro del campo se ha unido la de Eguaras por acumulación de tarjetas. ¿Se puede esperar un cambio de sistema?

—Es cierto que son jugadores específicos, se han dado estas circunstancias y para eso tenemos una plantilla con un buen número de jugadores. Buscaremos siempre la mejor solución. Evidentemente, tengo una idea que la desarrollas durante la semana. Sobre todo hay que intentar, más que tener el control del mediocampo y del partido, que el rendimiento del futbolista que juegue en esta posición, que puede ser novedosa, sea máximo para que se beneficie el equipo.

—En la previa del anterior partido señaló que no iba a haber ninguna revolución y finalmente hubo tres novedades en el once. ¿Tiene la sensación de que movió la alineación más de lo esperado?

—No, sigo pensando lo mismo. Francho era baja y puse ahí a Zapater, Nieto volvió al lateral y Larrazábal entró para darle profundidad en el equipo. Llevaba dos o tres semanas entrenando muy bien; se había quedado fuera de la convocatoria y sin embargo se reivindicó con su trabajo. Ése es el premio, ya que para algo valen los entrenamientos. Yo no lo veo como una revolución. Es cierto que haces algún cambio, pero no a nivel de posición, de idea o de juego, pero perdimos y se ve todo de diferente forma.

—¿Qué es lo que más le preocupa del Tenerife?

—Están en una muy buena dinámica y debemos estar con las orejas muy tiesas. Hay ciertas jugadas o mementos del partido que ellos lo llevan perfecto. No vamos a decirlo para no alentarles, pero es cierto que esa dinámica que llevan es por algo. Están en un muy buen momento, les respetamos al máximo, pero ahora mismo sólo nos importa lo que el Real Zaragoza haga en el campo.