EUROCOPA

Indignación en Bilbao al ver cada vez más lejos la Eurocopa

"Llevamos seis años trabajando en este proyecto, dinero invertido y muchas horas de trabajo. Y sin embargo parece que hay alguien que está intentando ponerlo en cuestión", protesta el alcalde Aburto.

Indignación en Bilbao al ver cada vez más lejos la Eurocopa

A cien días para el comienzo de la Eurocopa 2020, la candidatura de Bilbao empieza a intuir que se cae del evento que tendrá lugar entre el 11 de junio y el 11 de julio. La UEFA está planteándose dejar fuera del torneo continental a la capital vizcaina, junto con Dublín y Glasgow, otras de las doce sedes que forman parte del cartel en el 60 aniversario de la Euro. Aunque el Comité Ejecutivo de la UEFA ratificó a la candidatura bilbaina hace unos meses, los gestores del fútbol europeo están planteándose ahora cambiar sus preferencias por el impacto de la pandemia. La decisión definitiva se dará a conocer el próximo mes de abril.

Las autoridades política vascas han reafirmado su apuesta por albergar la cita continental. España tiene previsto jugar la fase de grupos  en San Mamés. La Roja debutaría el 14 de junio ante Suecia. Cinco días después se mediría en La Catedral a Polonia. Y el 23 cerraría su participación en la ciudad del Guggenheim ante Eslovaquia. Bilbao sostiene que sigue adelante con la apuesta y es un proyecto estratégico de ciudad. El feudo bilbaíno también acogería un encuentro de octavos de final. De todos modos, ya han recibido extraoficialmente que todo el proyecto, en el que vienen trabajando muchos años, se puede venir abajo. 

El alcalde bilbaíno, Juan Mari Aburto, ha sido muy directo esta mañana sobre esa posibilidad de quedarse sin Eurocopa: "Estoy sorprendido con esta cuestión porque Bilbao ha dejado absolutamente claro en todas y cada una de las intervenciones que he tenido ocasión de encabezar que la apuesta de Bilbao es decidida por la Eurocopa. Llevamos seis años trabajando en este proyecto, dinero invertido y muchas horas de trabajo. Todavía ayer nos cruzábamos con UEFA planteamientos comunicativos de cuándo iba a venir la copa aquí, cómo se podía trasladar o qué eventos se harían. Y sin embargo parece que hay alguien, no se sabe muy bien por qué,  que está intentando ponerlo en cuestión. No sé qué oscuros intereses puede haber".

El tono del primer edil era de indignación. Aburto programó ayer mismo una conversación directa con Martin Kallen, el CEO de eventos de la UEFA, y el propio presidente de la Federación Española, Rubiales "y mantuvimos nuestro compromiso de la Eurocopa en Bilbao". La UEFA trata de impulsar las candidaturas en las que vaya a haber gente en los estadios. En este sentido, Aburto manifiesta que él también quiere que la final de Copa de Rey entre el Athletic y la Real Sociedad, se juegue con público. "Sería mucho más fácil decir a día de hoy qué va a pasar con la final, que hablar de qué va a pasar en junio. Sería mucho más fácil, pero a día de hoy no sabemos lo que va a pasar con la final, no sabemos lo que va a pasar con los partidos de Liga y se nos está pidiendo que se jueguen con público", agrega. Defiende la responsabilidad del Ayuntamiento de Bilbao y va a hacer "todo lo posible" para que en Bilbao se pueda jugar con público. Dicho esto, advierte de que la situación de Múnich, Dublín, Amsterdam, Glasgow o Roma "no puede ser muy diferente a la situación de Bilbao". "Es más, a día de hoy lo que nos encontramos es que en muchas de estas ciudades las medidas restrictivas que se están aplicando son mucho más duras. Hoy hemos conocido que Alemania se prolonga la dureza de sus medidas hasta finales del mes de marzo por lo menos", indicado.

En este sentido, desvela que en las conversaciones que ha tenido con varios de los cónsules de estos países, se les está trasladando que están "la hostelería cerrada, los colegios cerrados...". "Es decir, nuestra situación en junio seguramente no será muy diferente a la situación de
otros países", manifiesta. Por lo tanto, reitera su compromiso de seguir trabajando para que la sede de Bilbao en la Eurocopa se mantenga y pueda ser un elemento que favorezcan a sectores que "están en estos momentos sufriendo tanto, como la hostelería y el comercio, con el impacto económico que pueda tener".