REAL ZARAGOZA

Sin portería a cero no hay paraíso

El Real Zaragoza ha sido incapaz de completar una remontada esta temporada y únicamente ha ganado un partido habiendo encajado al menos un gol.

Zaragoza
Rodri supera en el salto a Jair para marcar el gol del Oviedo.
PACO PAREDES DIARIO AS

Juan Ignacio Martínez señaló a la conclusión del partido contra el Oviedo que a su equipo le penaliza mucho a nivel psicológico encajar un gol. Y no le falta razón, ya que el Real Zaragoza ha sido incapaz de completar una remontada esta temporada y únicamente ha ganado un partido habiendo recibido al menos un gol. Fue hace cuatro jornadas contra el Málaga, en su único triunfo a domicilio sobre el terreno de juego, en un encuentro en el que los aragoneses se pusieron 0-2 y únicamente un golazo de Luis Muñoz a siete minutos del final hizo peligrar la victoria de los blanquillos.

En sus otros seis triunfos consiguió dejar su portería a cero: Albacete (1-0), Fuenlabrada (1-0), Lugo (1-0), Logroñés (2-0), Ponferradina (1-0) y Alcorcón (0-3), aunque en este caso el partido finalizó 0-0 y después el Comité de Competición le dio la victoria a los aragoneses por la alineación indebida del conjunto madrileño. Además, el Zaragoza tampoco encajó en los empates contra el Sabadell y el Mallorca.

Por el contrario, sí que ha recibido al menos un gol en los otros 18 partidos de Liga disputados hasta la fecha, además del mencionado anteriormente en la victoria contra el Málaga. En trece de ellos el rival golpeó primero, con un balance de once derrotas, en diez de las cuales los aragoneses se quedaron sin marcar, y dos empates. En cambio, el Zaragoza ya ha visto cómo le han remontado hasta en tres ocasiones, todas ellas con Iván Martínez en el banquillo, y en otras dos el encuentro acabó en empate.

Por tanto, el balance del equipo aragonés cuando encaja al menos un gol es de una victoria, cuatro empates y catorce derrotas. Es decir, siete puntos de 57 y ninguna remontada a favor. Unos números que indican claramente que sin portería a cero no hay paraíso.