REAL ZARAGOZA

“El rendimiento de los jugadores a lo largo de esta semana me da una confianza absoluta”

JIM subraya que lo más importante es el cambio de actitud tras el último partido y asegura que contempla un par de alternativas para suplir la baja de Francho, incluyendo futbolistas de banda.

Zaragoza
Juan Ignacio Martínez, durante el entrenamiento de esta mañana en La Romareda.
ALFONSO REYES

Juan Ignacio Martínez reconoce que la derrota frente al Alcorcón fue un frenazo en seco, sobre todo por cómo se produjo, pero deja claro que no es el momento de hacer revoluciones: “Yo estoy muy contento con la actitud y el rendimiento de mis futbolistas. Es verdad que ahora hemos tenido un traspiés, pero tampoco puedo volver loco al equipo porque entonces estaría mostrando una desconfianza que no tengo”.

—¿Cómo está el equipo tras la derrota del pasado lunes frente al Alcorcón?

—Te quedas fastidiado, no puede ser de otra manera, sobre todo por cómo se produce. Hay que reconocer los méritos al rival, con esa presión, pero una vez visto el vídeo es un partido que perfectamente podría haber sido de 0-0. Más allá de eso, la satisfacción principal fue al día siguiente; vuelves al entrenamiento y la predisposición y la autoestima de aquellos que no habían jugado de inicio el día anterior hacen que te vayas para casa contento.

—¿Qué importancia tiene volver a ganar cuanto antes para evitar que vuelvan a surgir las dudas?

—Es verdad que ha sido una frenada en seco, pero más allá de la frenada sobre todo es por cómo se ha producido. Es esa sensación que queda en la mente. Yo no soy hombre de poner paños calientes. Ya dije cuando llegué que la palabra ganar era una palabra que el Real Zaragoza se la tenía que poner entre ceja y ceja en todos los partidos porque no había margen. Nuestro déficit de puntos es muy grande. Estamos en la parte baja, puede ser un consuelo no estar entre los cuatro últimos, pero eso no tiene nada que ver porque las jornadas van transcurriendo y los puntos hay que sumarlos. Nosotros debemos ir a Oviedo a afrontar el partido como hemos hecho anteriormente y así sucesivamente porque son todo finales.

—¿A lo largo de esta semana más ha trabajado más el aspecto anímico o lo táctico?

—Es cierto que cuando ganas el jugador está más receptivo y tengo que jugar con esos parámetros. Cuanto tú vienes de una adversidad, no puedes estar constantemente mostrando vídeos y cargando esa carga psicológica, pero repito que la satisfacción en el entrenamiento del día siguiente al partido y el transcurso de la semana te dan esa confianza absoluta, ya que el rendimiento de los jugadores está siendo muy bueno.

—¿Qué supone para usted la baja de Francho? ¿Puede haber incluso un cambio de sistema?

—Es un chaval que ha llegado hace poco a la categoría y nos está dando muchísimas cosas. Nadie le estaba regalando nada y es una adversidad, pero para eso están las plantillas. Es cierto que contemplo un par de variantes en ese puesto. Mañana lo ultimaré para ir a Oviedo con las ideas clarísimas. Más allá de un cambio de sistema o del compañero que entre, sobre todo se trata de acertar con lo que hemos entrenado esta semana, con todo ese cambio de actitud después del último partido.

—¿Zapater y Adrián son las dos principales opciones para suplir la ausencia de Francho o en su cabeza tiene alguna alternativa más?

—Es cierto que por posición natural son algunas de las posibilidades, pero también tenemos alternativas de futbolistas que juegan en la banda. La polivalencia de los jugadores me da mucho margen para poner un once muy competitivo. Más allá de los once que jueguen, lo más importante para el Real Zaragoza es ese cambio de mentalidad del último partido.

—¿Qué opciones hay de que emplee una defensa con tres centrales?

—Ya en Málaga, cuando salió Peybernes, jugamos con tres centrales y son posibilidades que te da el equipo. Vamos a manejar todas las alternativas, pero no es el momento de hacer revoluciones o desconfiar del jugador. Yo estoy muy contento con la actitud y el rendimiento de mis futbolistas. Es verdad que ahora hemos tenido un traspiés, pero tampoco puedo volver loco al equipo porque entonces estaría mostrando una desconfianza que no la tengo.

—Álex Alegría ya lleva cuatro partidos como titular sin marcar. ¿Cómo ha visto al delantero?

—Nos da otras alternativas en el juego, pero al final los delanteros viven del gol. Él se encuentra fuerte mentalmente, también Azón o Vuckic, aunque no es normal que a estas alturas de la temporada estemos tan escasos de gol. Espero que se rompa ya en Oviedo. Sería lo ideal, sobre todo por la autoestima del jugador, que es lo más importante para el crecimiento.

—¿Qué Oviedo espera?

—Es un equipo que ha tenido sus altibajos, pero ahora mismo están fuertes en el aspecto mental. Es un equipo muy ofensivo, que tiene muy claro a lo que juega, con dos bandas profundas y un buen delantero. Ellos nos robaron tres puntos aquí en la primera vuelta y vamos a intentar quitárselos también nosotros en su estadio.

—El equipo ha logrado 14 puntos de 24 desde su llegada. ¿Hubiera firmado esos números?

—Hubiese firmado ganar todo, como está haciendo el Leganés. Es cierto que hemos hecho una suma de puntos, pero no nos está dando para alejarnos del peligro. Por tanto, estamos contentos por esa suma de puntos, pero a la vez un poco faltos de más victorias y a por ella vamos a Oviedo. No podemos mirar más partidos que el próximo porque no puede ser de otra manera, sobre todo por lo que está sucediendo en la categoría. Hay alguna excepción, pero prácticamente todos los encuentros se están decidiendo por resultados muy ajustados, por mínimos detalles o por algún error del rival. Nosotros tenemos que ir a Oviedo sabiendo de su potencial.