ALAVÉS

Manu García cumplió 300 partidos con la camiseta del Alavés

"No hay camiseta que me haga más feliz", aseguró el capitán del equipo albiazul.

Manu García cumplió 300 partidos con la camiseta del Alavés
@ManuGarcia19

El de este domingo frente a la Real Sociedad fue, a pesar de la dura derrota, un encuentro especial para Manu García. El capitán del Deportivo Alavés disputó en el Reale Arena su partido número 300 con la camiseta albiazul. No ha sido fácil el camino de Manu hasta llegar a esta increíble cifra con el club de su ciudad, cifra que le coloca como el segundo jugador de la historia con más partidos, únicamente por detrás del argentino Martín Astudillo (346). “De Lasesarre a Anoeta, con grandes alegrías y días difíciles. Sólo puedo dar las gracias porque no hay camiseta que me haga más feliz. Toca aguantar de pie y seguir disfrutando del camino”, comentó el jugador albiazul.

El gasteiztarra llegó al Glorioso en verano de 2012, cuando el equipo todavía militaba en Segunda División B. En estas nueve temporadas, y ya convertido en capitán, Manu ha vivido dos ascensos y la consolidación del club en la élite del fútbol español. De los 300 partidos como albiazul, Manu ha sido titular en 253 de ellos y ha marcado 19 goles, algunos de ellos muy especiales como el primero en el regreso a Primera División (en el Vicente Calderón) o la emocionante victoria frente al Real Madrid en 2018, cuando el conjunto vasco se impuso al blanco en Mendizorroza en el tiempo de descuento.

El jugador vitoriano iba de niño al fútbol con su padre y era socio del Alavés. A pesar de ello, de San Viator, donde estudiaba, pasó a la cantera de la Real Sociedad en Zubieta. Tras varios tránsitos por diversos clubes de toda la geografía española, recaló en el Alavés donde se ha asentado y ha asumido su rol de capitán y referente. Hace un par de años se casó en la capital vitoriana y acudieron a la cita futbolistas de varias etapas del Deportivo Alavés. Ahora mismo comparte capitanía con Pacheco y Laguardia por lo que participó el año pasado en las duras negociaciones con el club para pactar las condiciones de rebajas de salario con el fin de afrontar la crisis generada por la pandemia del coronavirus.

Aficionado a los viajes y a la fotografía, el centrocampista se caracteriza por la intensidad e implicación en todos los partidos que disputa. A veces se le ha achacado no gozar de una buena técnica pero su lectura táctica de los partidos le permite ubicarse en los lugares más acertados cada vez que salta al terreno de juego. Siempre se juega un puesto con Pina, Battaglia y Pere Pons en los onces iniciales del equipo. Es un centrocampista que ejerce labor defensiva y de ancla en la zona ancha del juego del equipo. Lleva tiempo portando el dorsal 19 en su espalda.

La vuelta de Abelardo al club le ha dotado otra vez de galones porque, como dijo el Pitu, “a mí Manu siempre me ha dado un buen rendimiento”. En un momento en el que la falta de confianza es importante para el Alavés, apoyarse en referentes como el vitoriano parece una buena opción. “El primer gol contra la Real nos hizo mucho daño porque, hasta entonces, habíamos estado relativamente bien. A partir de ahí nos tocó sufrir. Ahora sólo nos queda olvidar rápido lo que ocurrió en San Sebastián, que no nos afecte mucho el resultado y que podamos preparar bien el próximo partido contra Osasuna en Mendizorroza”, aseguró el centrocampista babazorro. El 4-0 sigue escociendo en la mente de los alavesistas. El conjunto albiazul está a un solo punto de los puestos de descenso a Segunda División.