SELECCIÓN FEMENINA | LAIA ALEIXANDRI

"El sueño de cualquier futbolista es jugar una Eurocopa"

Laia Aleixandri atendió a AS en la convocatoria de la Selección para la cita de febrero. Sus inicios, sus rutinas, su referente Torrecilla, su amiga Ona Batlle...

"El sueño de cualquier futbolista es jugar una Eurocopa"

Laia Aleixandri (Santa Coloma de Gramanet, 2000) es una de las jóvenes jugadoras que llegan pisando fuerte a La Roja. La defensora del Atlético de Madrid ha sido citada por Vidal para la vital fecha de febrero en la que la Selección selló el billete para la Eurocopa. Y por qué no, ella sueña con estar en el verano de 2022 en tierras británicas. 

-¿Cómo fueron sus inicios en el fútbol?

Empiezo desde bien pequeña en el fútbol, mis amigos en el colegio se pasaban horas practicándolo y yo hacía lo mismo. A los 4 años me apunté con ellos al club de la ciudad. Ahí empiezó todo, ya nunca paré. 

-Viene de una familia de baloncesto, curioso. 

Mis padres siempre lo han practicado y mi hermana lo practica actualmente, por eso siempre hay la gracieta en casa. Me dicen que he salido la rarita de la familia. Era algo innato.

-¿Recuerda algún problema o discriminación en esos años?

No he tenido ninguno practicando este deporte desde pequeña, es más, tengo un gran recuerdo de esos años con los chicos. Me sirvió de mucho.

-Y llegó al Barcelona...

De repente pasé a jugar con todo chicas, en el equipo grande, todo vino rodado.

-¿Cómo fue decir adiós y emprender una nueva aventura en el Atlético?

Tenía que pensar más allá, era el momento para seguir creciendo y apostar por el futuro. Jugar en esos años era prioridad y estoy contenta con haber dado ese paso. Eso me ha proporcionado llegar a donde estoy hoy. 

-Pertenece a la conocida Generación de oro del fútbol español. 

Tuve la suerte de participar en varios triunfos con las categorías inferiores, fueron grandes momentos. 

-Y llegó el momento con la absoluta. ¿Cómo le han recibido?

Muy bien, es un orgullo compartir vestuario con estas grandes jugadoras. Coincidir por ejemplo con Ona Batlle, con ella he crecido con ella desde las categorías inferiores del Barça y es un apoyo tanto ahora que coincidimos en la Selección como fuera de ella. Una amiga de verdad.

-¿Cuáles han sido sus referentes futbolísticos?

Siempre me ha gustado el fútbol. Xavi Hernández ha sido el jugador que más me ha inspirado, por su forma de ver el fútbol. Godín también, por su espíritu cuando militaba en el Atlético, lo viví de cerca. Pero sin duda siempre ha sido mi referente Virginia Torrecilla. Y ahora más. Ha sido un ejemplo como futbolista muchos años y ahora lo es por su fortaleza humana. Nos levanta a todos la moral. 

-Habrá tenido ocasión de irse fuera de España...

Es algo que siempre pasa por la cabeza de las jugadoras, hay grandes clubes, pero estoy centrada en mi equipo y en la Selección. 

-Estudia márketing, ¿cómo le va?

Lo llevo bien, voy poco a poco, sé que es algo que en un futuro voy a necesitar. No está tan lejos del fútbol, que es mi vida, en un futuro me gustaría compaginarlo de alguna manera. 

-Acaban de lograr el pase a la Eurocopa...

Cualquier jugador de fútbol sueña con jugar un torneo de esas dimensiones. Toca trabajar mucho para poder tener esa oportunidad que solo tienen unas cuantas. Este equipo tiene jugadoras buenísimas, hay mucha calidad. Todas son muy profesionales.

-¿Cuál es su día a día, sus rutinas?

Me cuido mucho, tanto en tema físico como alimenticio. Claro que tengo alimentos prohibidos, pero hago una dieta muy variada. Es algo que ya llevo intrínseco en mi vida diaria, no cuesta.

-¿El Covid está condicionando mucho su vida? 

No es fácil la situación que estamos viviendo, el miedo existe. Y sobre todo responsabilidad. Ya me perdí un partido muy importante (la eliminatoria de Champions ante el Barça la temporada pasada) y no quiero que vuelve a pasar.

-¿Qué significa haber sido galardona como MVP de la Supercopa y joven promesa de la UEFA?

Siempre hay que dar gracias al colectivo, por supuesto, pero es de agradecer. Son reconocimientos al esfuerzo tan grande que llevamos haciendo desde muy pequeña.