REAL VALLADOLID - REAL MADRID

Dos porteros blancos con pasado en Los Anexos

Lunin militó seis meses en el Real Valladolid, aunque no tuvo oportunidades. Altube se formó como blanquivioleta desde alevines hasta cadetes.

Valladolid
Dos porteros blancos con pasado en Los Anexos

Thibaut Courtois tiene dos escoltas que le pueden hablar de Zorrilla con conocimiento de causa. No en vano, los dos porteros que se encuentran a su sombra, Andriy Lunin y Diego Altube, vivieron sendas etapas en el Real Valladolid, aunque no llegaran nunca a tapar los palos del estadio. No lo hizo el ucraniano por la falta de oportunidades. El madrileño, aunque criado en Pucela, porque dio el salto a 'La Fábrica' antes de que le diera tiempo a contar para los primeros equipos.

Lunin estuvo por el Real Madrid la primera mitad de la temporada pasada en el conjunto vallisoletano, aunque apenas contó con oportunidades. Siempre a la sombra de Jordi Masip, discutido por algún sector de la afición mientras el hoy madridista militaba en el club, apenas llegó a jugar en Copa del Rey dos eliminatorias, ambas fuera de casa, frente al Marbella y frente al Tolosa. Esa falta de minutos le hizo salir en enero al Oviedo, donde disputó 20 partidos.

Que no encontrara su hueco en la élite del fútbol español (además de generar cierto malestar en Concha Espina) no obstaculizó que la entidad merengue decidiera que volviera para ser el segundo portero en la presente campaña, en la que ha tenido su primera oportunidad como cancerbero después de encadenar tres cesiones consecutivas. Fue en Copa del Rey, en la dolorosa derrota ante el Alcoyano, en la que disputó 120 minutos y encajó dos goles.

Mientras, el pasado de Diego Altube como blanquivioleta es más alejado, ya que el tercer guardameta de Zidane abandonó Los Anexos en el verano de 2016, hace ya casi cinco años, después de mostrarse hasta edad cadete como uno de los más firmes talentos de la cantera del Real Valladolid hasta entonces. Pese a su juventud, llegó a debutar en la División de Honor, y su salida favoreció la posterior cesiónde Raúl de Tomás, todavía con el Pucela en Segunda División.

Al contrario que el ucraniano, su lugar natural nunca llegó a ser Zorrilla, dada su edad temprana, aunque no será la primera vez que forme parte de una convocatoria de Zidane en su vieja casa, dado que ya estuvo en ella el pasado curso. Durante el presente, apenas ha tenido dos partidos con el Castilla de Raúl, siendo Fuidias y Luis Federico quienes se reparten los minutos con mayor asiduidad. Como Diego, también creció en Valladolid su hermano Alejandro, también profesional, atacante que milita en el Arenas de Getxo de la Segunda División B.