DINAMARCA

El Barcelona, en la batalla por el siguiente prodigio nórdico

Roony Bardghji, de 15 años, es un espectacular extremo del Copenhague que también tiene al Bayern y al Ajax detrás.Se da por hecho que un grande se lo llevará en verano.

0
Roony, en el momento de firmar con el Copenhague su primer contrato profesional.
FCK

El talento nórdico está en alza. Nombres como los de Haaland, Kulusevski u Odegaard, entre otros, han abierto una vía que los ojeadores ya están explotando. El norte de Europa tiene mucho talento y es un terreno abonado para que los clubes, antes más pendientes de otras latitudes miren hacia allá en busca de prospectos de nivel. El último que está en camino es un extremo criado en el fútbol sueco que viene quemando etapas en las inferiores del Copenhague. Roony Bardghji firmó el pasado mes de noviembre su primer contrato profesional con el club danés, con 15 años. El Copenhague se ha apresurado porque las redes de ojeadores de los grandes europeos están detrás.

Así, el diario danés BT explica que el Barcelona está a la cabeza de sus pretendientes, en batalla con el Bayern y el Ajax. Es más, se da por hecho que el próximo verano este prospecto de crack dejará Dinamarca, como ya dejó Suecia antes, porque su progresión es meteórica. Con 14 años ya se hablaba de él en términos de superclase, jugando con los Sub-17 suecos. "El mayor talento surgido en el país desde Ibrahimovic", afirmaban los medios cuando el jugador estaba en el Malmö. Sin embargo, este club solamente lo pudo disfrutar un año. Por reglamentación, no pudo firmarle un contrato profesional y se mudó a Dinamarca, donde sí está permitido y lo ha hecho en el Copenhague.

En las inferiores del equipo danés, pese a su posición, lucía como el máximo goleador del campeonato Sub-17, lo que ha provocado su promoción inmediata al Sub-19. Imparable y ya con contrato con una gran firma deportiva. Zurdo, Rápido, ágil y poderoso, Roony Bardghji causa estragos y los ojeadores del Barcelona han elaborado un informe positivo. La batalla está servida. Se especula ya con un precio de algo más de 2 millones de euros. El ejemplo de Haaland ha servido para comprobar que una inversión con 15 o 16 años de este calibre puede ahorrar mucho más pasados los años.