INGLATERRA

Agüero: "No pensé en la gente del Atleti cuando me fui"

El delantero argentino del Manchester City estuvo en directo con Ibai Llanos en Twitch. Durante la charla, el Kun desveló algunos detalles de su paso por el Atlético de Madrid, su marcha al City...

Rechazo de Lanús: “Ya lo conté, pero alguien salió de Lanús y quiso agarrarse de que estaba mintiendo. Yo estaba en Independiente, y mi padre no tenía ya dinero para llevarme a entrenar. Le comentaron la idea de probar en Lanús porque allí ayudaban a los jugadores para llegar al entreno, con un autobús. Me lleva a probar y dije que jugaba de ‘10’, pero a alguien de la lista se me adelantó. El único puesto que quedaba era de ‘4’, y claro, nada que ver, yo me iba para arriba. Un desastre. Sé que tras el entreno llaman a mi padre, y él luego me comentó que no quedaban más pruebas y que había que volver al año siguiente. Luego tuve una en Quilmes, en la que esta vez sí que me quisieron reclutar. Pero le dijeron a mi padre que tenía que hacerse socio del equipo, por lo que tenía que pagar, y les dijo que ni de broma, claro”.

Un abogado, figura clave en su crecimiento: “Se entera de que yo estaba en la villa y necesitaba salir. Me ayudan a salir económicamente, no el club. Me sacó del barrio, me compraron una casa que estaba cerca. Y con 10/11 años me voy a vivir fuera. A los 13/14 esta gente ha invertido mucho dinero en mí que me daban por mes, ocurrió un lío entre ellos e Independiente que no querían reconocerles. Mi padre me dice que no fuese más a entrenar y que respetaríamos a la gente que apostó por nosotros”.

Fichaje por el Atlético de Madrid y sus dudas: “No quería irme honestamente, porque era pequeño, tenía 18 años. Soy muy familiar, y sabía que si me iba a perder toda la conexión con mi familia. Pero al final mis compañeros de Independiente me dijeron que me tenía que ir, económicamente… Iba a Europa, a España. Yo en ese momento no quería. Me acuerdo de que cuando voy a firmar voy con mi Papá y mi Mamá, y esta se pone a llorar. Uno del Atleti le dijo que no llorara, que con el Skype todo sería más fácil (entre risas). Al final todos entendimos que era lo mejor para mí”.

Viaje a Europa por 2ª vez y la ayuda de Luciano Galleti a su llegada: “La primera vez que viajé a Europa fue con la Sub-20 de Argentina, en el Mundial de Holanda, con Leo Messi. Fue en turista, pero esta segunda cuando viajé a España fue… Luego Galletti me dijo que me fuera a su casa, ya que yo estaba solo en un hotel, más aburrido… Pensaba yo, ¿qué hago aquí? En ese momento los primeros meses quería volverme a Argentina. Pero al final te vas adaptando a la vida de Europa”.

Anécdota de los primeros meses en Madrid con el coche: “A los 15 días el club me da un coche para que yo vaya a entrenar. Pero uno del club con un KIA bien lindo, más que el mío, vino a buscarme al hotel para entrenar, y le pedí poder conducirlo. El puente que había al lado del Calderón, llegando ahí inconscientemente miro al estadio, y cuando vuelvo a mirar me choqué con un viejo, que luego dio con otro coche y fue una cadena. El del club me dijo rápido tira para atrás para fingir que era él el que conducía”.

Recibimiento de los compañeros en el Atlético Madrid: “Tuve una muy buena relación con Fernando Torres, porque se llevaba muy bien con Pernía, Leo Franco, Maxi Rodríguez… Pero bien. Obviamente en los primeros entrenamientos ves que van fuertes, te pegan patadas… Te tienes que aguantar”.

Etapa de rojiblanco: “El primer año jugué poco, entraba mucho como suplente. Fue el de adaptación, pero uno siempre quiere jugar. Yo me calentaba. La cuarta fecha contra el Real Madrid y veo que fui al banquillo, estaba muy cabreado. Cuando vi que se puso ‘El Fenómeno’ a calentar, todo el Bernabéu aplaudiendo… Me quedé alucinando, viendo a Ronaldo tan de cerca. Tuve una ocasión que intenté picar el balón a Casillas y la mandé a la luna. Luego vas aprendiendo, porque el enfado te influye en la cabeza. Te das cuenta de que tienes que jugar lo más relajado posible. También me pilló Leo Franco y me dijo ‘Vení, me gusta que estés enojado. Eso quiere decir que quieres jugar’, y se fue”.

Gol con la mano con el Atlético de Madrid contra el Recre: “Le di con la mano porque no llegaba, me daba con el palo. Celebré con el gol y me levanté la camiseta porque Maxi se acababa de lesionar. Yo iba a ser tan pelotudo de acercarme al árbitro y decirle que fue mano. Cuando metí gol pensé que el árbitro lo vio. Después la gente me puteaba, que era tramposo… Uno tenía que hacerse el boludo celebrando el gol para que no te pillara el árbitro”.

Marcha al Manchester City: “Había otras ofertas, pero yo estaba en la Copa América en 2011. Entonces la decisión al acabarla me dijo mi agente que tenía este club o nada. Tenía que volver a entrenar con el Atleti cuando dije atrás que me quería ir. Lo hice porque sino no me iba a ir, porque las ofertas estaban siendo canceladas por el club. Yo es que soy honesto y digo las cosas como son. Yo hice una reunión y pacté una cosa, no se cumple, y lo primero que hago es eso. No pensé en la gente del Atlético de Madrid, que les podía afectar. Que estaba haciéndole un mal a la afición. Pero bueno, nunca tuve problemas con ellos. Los mejores momentos fueron en el Calderón, una locura. En partidos picantes, era terrible”.

Llegada al City y anécdota con Balotelli: “Yo llegué y estaba con Zabaleta y Tévez. No sabía ni decir ni hola, al principio todo era ‘Okay, okay’… Estaban Silva, Balotelli, que hablaban español. Balotelli era muy bueno, pero calentón. Él hace el gol y no vi lo que ponía la camiseta ('Why always me?/ ¿Por qué siempre yo'?). Le dije mira, escúchame, si siempre estás en todos los periódicos. Le sacaban fotos del coche mal aparcado, que el vecino se quejaba que estaba con música… También quiso tirar fuegos artificiales por la ventana, falló y no sé si le quemó la casa. Le comenté a un amigo que me hiciera unos recortes de todo lo que había liado. Así que llego otro día y se lo enseño. Me lo cogió todo y me dijo ‘eso es una mentira, la puta que te parió’. Pero no es como creen, juzgan porque hace una locura”.

Sobre el inglés: “Me cuesta, me cuesta… Lo entiendo. Después empezaron a venir jugadores que hablan español, éramos un montón. Solo cuatro o cinco que hablaban inglés. Mancini me hablaba español, luego vino Pellegrini, Negredo, Javi García, Jesús Navas, Demichelis, Silva, yaya Touré, Kolarov, Fernandinho… Como vas a aprender inglés si más de la mitad habla español”.

Experiencia con Guardiola: “Es muy detallista, analiza contra quien vamos a jugar todo el tiempo, los espacios, cómo atacan… El City ha mejorado un montón a nivel de fútbol. A partir de ahí muchos equipos de la Premier League ahora intentan también salir jugando desde atrás. La mayoría no solía tener todo el tiempo el balón, solo Manchester United o Arsenal. No como en la liga española”.

Selección Argentina y posibilidad de ganar un Mundial: “Por ahora no estoy, pero cuando empiece a jugar si lo hago bien, espero que me llamen. Si no creemos que podemos ganar un Mundial, para que vamos a ir. Y sí, perdimos la final del Mundial, dos más de la Copa América… Fueron tres años que perdimos todas la finales, no fue fácil, Obviamente queríamos conseguir un título y estábamos casi hechos mierda. Es seguir intentado y mientras siga confiando el entrenador, seguir en ello”.