FÚTBOL

Padres que hicieron debutar a sus hijos en el mundo del fútbol

Sergio Conceição hizo debutar a su hijo con el Oporto, pero hay otro precedentes como Zidane con Luca y Enzo en el Madrid o Johan Cruyff con Jordi en el Barcelona.

Enzo y Zinedine Zidane, Francisco y Sergio Conceição y Johan y Jordi Cruyff

El fútbol se transmite en muchas ocasiones de padres a hijos. Más allá del sentimiento por unos colores, hay casos en los que el progenitor tiene la oportunidad de dirigir a su vástago en un terreno de juego. El último de los casos se ha visto en el Oporto donde Sergio Conceição dio el pasado domingo 14 minutos a Francisco Fernandes da Conceição, más conocido como Chico Conceição. A la tercera convocatoria fue la vencida y el portugués sustituyó a Wilson Manafa para debutar con la primera plantilla de los dragones. Este no es el único caso en la historia del fútbol...

Zinedine Zidane ha dado la oportunidad a dos de sus hijos, Enzo y Luca, de vestir la camiseta del Real Madrid. El marsellés hizo debutar al primero en un partido de Copa del Rey contra la Cultural y Deportiva Leonesa en 2016. Enzo saltó al centro del campo del Bernabéu sustituyendo a Isco. Después de este partido volvió al Castilla y no tuvo más minutos con el Madrid. Luca Zidane ha tenido una oportunidad de jugar más que su hermano. El portero debutó como blanco frente al Villarreal en 2018. En la temporada 2018/19 alternó las suplencias del primer equipo con el Castilla y tuvo la oportunidad de jugar ante el Huesca en el Bernabéu. El balance de goles de Luca es de cuatro goles en contra, dos en cada partido, a pesar de ello, el Madrid empató con el Villarreal y ganó al Huesca. Al estar en el primer equipo del Real Madrid cuenta en su palmarés con una Champions (2018) y dos mundiales de clubes (2017 y 2018).

Otro caso que se dio en Concha Espina fue el de Míchel con su hijo Adrián. El técnico madrileño también tuvo a su descendiente en el Getafe y en el Málaga. En la Ciudad Condal se pudo ver como Johan Cruyff puso a jugar con el Barcelona a su hijo Jordi Cruyff entre 1993 y 1996.

Simeone es otro de los entrenadores que puede entrenar a su hijo. El tercero de los Simeone, Giuliano, juega y marca en el Atlético de Madrid B, mientras que Gio Simeone se ha dejado querer por el Atlético independientemente de si está su padre en el banquillo.

Fuera de nuestras fronteras está el caso de los Blind. Danny Blind cogió las riendas de la selección holandesa entre 2015 y 2017. Allí tuvo la oportunidad de alinear en defensa a su hijo Daley Blind.

La sustitución entre los Gudjohnsen

Sin llegar a coincidir en el campo, los Gudjohnsen hicieron historia en un partido amistoso ante Estonia en 1996 cuando el padre, Arnor, fue sustituido por su hijo, Eidur. El sucesor de Arnor pasó por clubes como Chelsea o Barcelona en una dilatada trayectoria que le llevó a jugar hasta los 38 años.