DEPORTIVO - GUIJUELO

De la Barrera: "Me siento muy cerca de ganar"

El técnico del Deportivo está confiado en sumar su primer triunfo ante el Guijuelo y reflexionó sobre la deriva del club y la necesidad de un proyecto.

0
Rubén de la Barrera en un entrenamiento con el Deportivo
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

Apenas lleva un mes en el Deportivo y Rubén de la Barrera ya ha conocido a dos presidentes. Esta es la espiral destructiva en la que se encuentra el club blanquiazul y en la que entrenadores, como ahora el coruñés, deben navegar sin hundirse. Como coruñés, el preparador tiene responsabilidad sobre lo que ocurre en el verde, y se centra en el Guijuelo, pero también opinión con respecto a la deriva del conjunto herculino. Y no la oculta:

Guijuelo: "Nos enfrentamos a un equipo que va a defender con mucha gente por dentro. En el tema de los goles, sabemos que ninguno va a meter 17 goles en estos cinco partidos. Así que hay que dar recursos para ir acercándose al gol. Hay que analizar por qué van pasando las cosas. No es cuestión de que si gano es todo un desastre y si pierdo es una maravilla. Me siento muy cerca de ganar, muy cerca de ser mucho mejor que el rival. Y lo digo ahora, cuando absolutamente nada me da la razón".

Estilo: "Tengo clara una cosa, no voy a pegar ningún bandazo. El estilo lo que hay que hacer es mejorarlo y que evolucione. No es cuestión de pasar del rap al rock. Es evolucionar y mejorar un estilo concreto. Es algo que yo siento. Estamos hablando de futbolistas que son capaces de asumir iniciativa y asumir iniciativa donde toca asumirla; sí o sí. Porque hay que buscar el resultado. También diré que buscar el resultado conlleva que no ocurra nada en el momento que no te salen las cosas, o que permita al rival correr. No cometer errores no forzados y eso en Coruxo sí sucedió. De lo que me ocupo es de mejorar el plan inicial dentro de un estilo que está claramente cerrado mientras yo sea entrenador. Ir a por los resultados e ir a por los partidos. Pretendemos hacer muchas cosas y hacerlas bien".

Estabilidad: "Los proyectos nacen y se van desarrollando con un único objetivo, que es ganar partidos. Durante el camino van a ocurrir victorias, empates y derrotas. Yo tengo clarísimo, y no me escondo: no es cuestión de Rubén, Pepe o Juan. Es cuestión de un proyecto que tenga peso, ideas claras, líneas de desarrollo… mis últimas experiencias en España han sido en sitios que claramente conllevaban proyecto: Cultural Leonesa y Real Sociedad. Es cuestión de ir con pico y pala, pulir pequeñas cosas para que suceda lo que queremos que suceda y recoger los frutos. Si algo ocurre con frecuencia habrá que revisar lo que se está haciendo, y lo fácil y recurrente es cargarse a la gente. Hay que tener claro lo que quieres, cómo lo quieres y con quién lo quieres hacer. E ir evolucionándolo de manera permanente. No es cuestión de nombres, es cuestión de líneas a seguir".

Presión: "Y no hablo de paciencia, hablo de proyecto, que es diferente. La paciencia es algo que se puede renovar o perder. Pero seguramente todo ese ruido aparecerá si la opinión, experta o no, percibe que no hay nada detrás. Cuando alguien tiene claro a dónde va, el mundo se aparta para dejarle pasar. Luego cada uno tiene que decidir a qué hace caso. Si a mí me preguntas sobre física cuántica, te daré mi opinión. Pero no tengo ni idea. Ahora, si lo que digo te afecta a ti o le influye a alguien que tiene que decidir sobre tu trabajo… eso ya son cosas que se me escapan".