INGLATERRA

Jack Dunn, de promesa del Liverpool a buscar club por Twitter

En mayo de 2014, Jack Dunn debutaba con gol con el primer equipo del Liverpool. Siete años después, está a prueba con el Halifax de National League, quinta división inglesa.

0
Jack Dunn, de promesa del Liverpool a buscar club por Twitter
@Jack_Dunn8 Twitter

Jack Anthony Dunn, mediapunta, nacido el 19 de noviembre de 1994 en Liverpool y con un valor de mercado de 75.000 euros. Todo ello se extrae de un rápido vistazo a Transfermarkt, portal que recoge, también, sus internacionalidades con Inglaterra hasta la categoría sub-19 y el amplísimo currículum que acompaña a este menudo (mide 1.72m) jugador. Sin embargo, dentro de tanto dato y numerología hay una historia que contar. La de un chico que no ceja en su empeño por ser futbolista profesional, eso a lo que estaba llamado siete años atrás, cuando debutaba con el equipo de su ciudad natal en un amistoso de pretemporada. Ahora, vive en el alambre, a prueba en la National League, de quinta división, en el Halifax Town. Lo curioso de todo ello es cómo ha llegado hasta ahí y eso es lo que nos cuenta 'The Athletic'.

En mayo de 2014, Dunn saltaba al campo con Liverpool, con los mayores, en plena pretemporada. A pesar del poco tiempo que dispuso, se abría hueco en el marcador y haría el 4-0 ante el Shamrock Rovers. Jack era una de las más rutilantes promesas de la cantera red, junto a otros nombres de mayor empaque presente, como Raheem Sterling. El segundo es ahora una estrella planetaria, mientras que nuestro protagonista, lastrado por las lesiones, no ha corrido la misma suerte. Sin equipo a causa de la pandemia, se inspiró en un jugador en una situación similar, salvando las grandes distancias. Jack Wilshere alertó por Twitter que estaba en busca de trabajo, tras rescindir su contrato con el West Ham. el Bournemouth de Championship escuchó la llamada y Dunn tomó su ejemplo.

El 2 de febrero siguió el ejemplo del ex del Arsenal y relató, en una doble publicación en la red social, su situación, explicando que solamente "quería volver a los terrenos de juego" y pidiendo que "si alguien puede ayudar o alguien conoce a alguien, sería de grandísima ayuda". Dicho y hecho. La red se puso en funcionamiento y no tardaron en contactarle, como explica a 'The Athletic'. "No quería parecer desesperado, incluso puede que lo estuviera, pero la respuesta que tuve fue increíble. Me sorprendió y llenó de alegría". En el citado medio explica que, ante la falta de oportunidades, se sacó el título de entrenador personal, pero a causa del coronavirus, su gimnasio cerró cuando comenzaba a tener clientela, por lo que esta bala se presentó como una escapatoria inesperada.

Un antiguo compañero en la cantera del Liverpool le puso en contacto con varios equipos, mientras que un agente, Paul Storer, le contactó por mensaje privado. En menos de 24 horas, Storer le había preparado a Dunn una prueba en Halifax. A pesar de llevar dos meses parado, se ganó volver a la semana siguiente y pronto sabrá si, finalmente, puede considerar al Halifax Town su nuevo equipo. Hace diez años jugaba los cuartos de final del Mundial sub-17 y casi logra el gol del empate, que no llegó, en la derrota ante la Alemania de Emre Can (3-2). Seis canteranos del Liverpool formaban parte de ese plantel, entre ellos Dunn y Sterling. Ahora, todo ha cambiado.

Gerrard, Suárez, Carragher, siempre en la memoria

De Raheem y del resto de estrellas con las que compartió escudo se acuerda. De hecho, una instantánea con Steven Gerrard en un entrenamiento encabeza su cuenta personal de Twitter, la cual ha echado humo desde ese 2 de febrero, por lo que su tablón está lleno de muestras de apoyo, cariño y agradecimiento. La otra cara del fútbol, el bien entendido infrafútbol, no le ha dado la espalda a un Dunn que recuerda con cariño la voracidad de Luis Suárez. "Trató el partido como si fuera la final del Mundial", señala en referencia a un amistoso, en cual él participó, organizado para que el uruguayo mantuviese la forma al estar sancionado (diez partidos) por su mordisco a Ivanovic. ¿Philippe Coutinho? "De otro planeta", afirma. ¿Carragher? "Podías ver por qué era tan buen defensa solamente escuchándole". ¿Gerrard? "Estar a su lado me hacía concentrarme aún más". Una suerte de anécdotas que siempre acompañarán a un Jack Dunn que, si bien lejos del futuro que esperaba, no le vuelve la espalda al fútbol, sea en la categoría que sea.