GETAFE

Bordalás, entre el despido y el perdón

La crítica del técnico provocó que varios directivos pidieran su destitución, pero Ángel Torres antepuso la mejora de la situación deportiva y una respuesta inmediata del equipo

Bordalás, entre el despido y el perdón
Soccrates Images Getty Images

Bordalás abrió la caja de los truenos nada más perder 2-0 contra el Madrid poniendo en solfa la unidad del Getafe. Dirigió un dardo envenenado a la zona noble del Coliseum, pero Bordalás se cuidó de no pronunciar el nombre del supuesto infiel que, debiéndose al Getafe, no defendió los intereses del club tras la expulsión de Djené en Sevilla.

"Esperaba más apoyo de nuestro club... defender al equipo". Bordalás lanzó la piedra y no escondió la mano, pero al no atreverse a dar el nombre del destinatario dejó tres descalabrados: el presidente Ángel Torres, el director general Clemente Villaverde y el director deportivo Martín González.

El miércoles por la mañana, varios directivos pedían la destitución inmediata del entrenador. Ángel Torres no quiso tomar una decisión en caliente. La prioridad del presidente es que la situación deportiva no empeore para evitar verse implicados con el descenso. Eso, y no tener que pagarle el contrato hasta 2022.

Marcha atrás. Cuando por la noche fue preguntado directamente si se refería al presidente, Bordalás recogió carrete: "Mi queja no es hacia él, ni mucho menos". Ya sólo queda la duda de si hay que extraerle la flecha a Clemente o a Martín González.