INGLATERRA

Arteta cumple con Odegaard el sueño frustrado de Wenger

Un exojeador del Arsenal relata que el noruego estuvo a punto de fichar por los gunners. Wenger llegó incluso a cenar con el jugador para convencerle.

La cesión hasta final de temporada de Martin Odegaard ha sido uno de los movimientos más destacados del pasado mercado de fichajes. El noruego abandonó Valdebebas para buscar en Londres unos minutos que por el momento no está teniendo. Ha comenzado desde el banquillo los tres partidos que ha estado disponible, Manchester United, Wolves y Aston Villa, jugando siete minutos contra los diablos rojos, 25 ante los villanos y quedándose sin saltar al campo en Wolverhampton.

En el Emirates se da por hecho que poco a poco, cuando entré en la dinámica de trabajo del equipo, Odegaard va a tener más importancia y es que el noruego es un viejo anhelo de los londinenses. Dentro de esa estrategía de estar siempre atentos al talento joven europeo, en 2014 Arsene Wenger mostró mucho interés en el jugador blanco llegando incluso a cenar con él.

Steve Morrow, ex ojeador del equipo, ha contado en una entrevista con The Times, como los gunners estuvieron muy cerca de fichar a Odegaard con 15 años, siendo los grandes favoritos para ello junto al Real Madrid. "La primera vez que le observé fue cuando tenía 14 años y me quedé alucinado con su talento, su nivel técnico y su intelegencia siendo un jugador tan joven".

En ese momento Steve comenzó a trabajar en su fichaje, observándole durante 18 meses y acercándose tanto a él como a su familia. "Conseguimos el permiso del Stromsgodset (el equipo de Odegaard en su país natal) para invitar al jugador y era una cosa entre nosotros y el Real Madrid así que le pusimos la alfombra roja. Se reunió con Wenger y le llevamos a cenar para mostrarle y presentarle el club".

El staff del Arsenal le realizó una presentación global de lo que era el club, no solo centrándose en el desarrollo del jugador como futbolista sino también "como ser humano, enseñándole buenos valores". "Vas a aprender a cocinar, visitar hospitales y hacer cosas por la comunidad", le dijeron Wenger y Steve Morrow.

Odegaard impresionó a todo el club, incluido al técnico francés y según las palabras de Morrow, los gunners estuvieron muy cerca de ficharle pero finalmente el noruego se decantó por el Real Madrid. "Nos llamó para explicárnoslo. Fue una gran decepción para mi porque pensaba que el encajaba perfectamente con nosotros y sobre todo, que éramos el perfecto encaje para él. Me sorprendió la decisión porque históricamente no hay muchos jugadores de 16, 17 años que se hayan hecho un hueco en el primer equipo del Madrid", explica Morrow.

El ojeador defiende que el Arsenal hubiese sido la mejor opción para Odegaard ya que "Arsene no tenía miedo de jugar con jóvenes y pensábamos que Martin podría haber hecho eso con  nosotros. Aún así, se ha cerrado el círculo y ha acabado jugando en el Arsenal". concluía el ojeador.

Quizá gracias a ese contacto que hubo hace ya casi siete años, Odegaard se decantó por el Arsenal para salir cedido este pasado enero. La Real Sociedad, equipo donde explotó el noruego, intentó su vuelta, pero las pretensiones económicas del jugador del Madrid eran inalcanzables para el conjunto txur-urdin. El mediapunta tiene seis meses para ganarse un puesto a las órdenes de Arteta y demostrar, de nuevo, que puede ser un jugador muy importante en el Real Madrid. El comienzo no ha sido el deseado, pero tanto el Arsenal, como el jugador, como también los blancos, confían en que se reconduzca la situación