FÚTBOL FEMENINO

Reunión entre los clubes y la RFEF: el acuerdo se resiste con varias soluciones sobre la mesa

Los clubes de la Primera Iberdrola se reunieron este martes con la RFEF para estudiar las propuestas de las jugadoras y un posible cambio de protocolo.

Reunión entre los clubes y la RFEF: el acuerdo se resiste con varias soluciones sobre la mesa

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) reunió este martes a todos los clubes de la Primera Iberdrola para debatir una posible mejora del protocolo en la Liga. El encuentro telemático, que se alargó durante tres horas, puso sobre la mesa las inquietudes manifestadas por las jugadoras hace unos días y el malestar de algunos clubes con la situación actual en la competición española.

Esta reunión ha sido presidida por Luis Rubiales quien, junto al secretario general, Andreu Camps, la directora de fútbol femenino, María Tato, y la directora del Departamento Médico de la Federación, Helena Herrero, repasaron con los clubes las circunstancias actuales, en las que se han disputado el 88,3 % de los partidos programados, según indicó la RFEF en un comunicado.

Desde el ente federativo han querido remarcar que, hoy por hoy, es posible finalizar la competición fijando los partidos aplazados en "un calendario comprimido", pero con "posibilidades aún de absorber los encuentros pendientes". Y, al igual que en las reuniones mantenidas con las jugadoras, el ente del fútbol español apuesta por dar prioridad máxima a la salud.

En la reunión hubo varias propuestas de importancia sobre la mesa, como el cambio de la condición de recomendación a obligación de algunos puntos del protocolo en la Primera Iberdrola o el encaje de las fechas de la Copa de la Reina. Estos puntos fueron debatidos por los clubes, que valoraron todas las posibilidades y se guardaron una decisión final para dentro de 48/72 horas, según afirma la RFEF.

Pasado este tiempo, los clubes volverán a reunirse con la RFEF para trasladar sus conclusiones y, a partir de aquí, la institución que dirige el fútbol en España tomará la decisión, siempre intentando lograr el mayor consenso entre los equipos. Así, habrá que esperar para conocer si finalmente hay consenso entre todos los clubes y la RFEF en pro de una mejora de protocolo en la máxima categoría del fútbol femenino español.

Este acuerdo resulta complicado, puesto que cada club presenta condicionantes diferentes, con una división muy marcada entre los que apoyan más a la RFEF y los que están bajo el paraguas de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, que ya mostró su postura contraria a la gestión del ente federativo. 

Según el comunicado de la Federación, estas son las peticiones de las jugadoras que se han analizado por los clubes:

1. La propuesta de movilizar a los equipos filiales, en el caso de tenerlos, cuando haya positivos en sus equipos principales.

2. Establecer obligaciones donde hoy por hoy, hay recomendaciones, como el consejo de que existan varios vestuarios distintos para las futbolistas

3. Iniciar la segunda vuelta de la competición, une vez finalicen todos los partidos de la primera

4. Hacer un planteamiento distinto y poder jugar cuando haya positivos flexibilizando el protocolo.

5. Implementar una labor fiscalizadora o "policial" investigando a los clubes por parte de la Federación, donde ya existe un procedimiento para canalizar denuncias.

Comunicados cruzados de la RFEF y las jugadoras, protestas en el césped, la ACFF

El problema se remonta semanas atrás con el inicio de las protestas por parte de las jugadoras de la Primera Iberdrola, muy azotada en este inicio de 2021 por los aplazamientos, tanto por COVID-19 como por el temporal. Con casi una veintena de suspensiones en enero, el calendario se presenta muy ajustado con una clasificación adulterada. Una situación que llevó a las jugadoras a pedir un cambio y mejora del protocolo actual.

Tras varias reuniones con la RFEF, las futbolistas de la Primera Iberdrola emitieron el pasado sábado un comunicado conjunto en el que expusieron las medidas propuestas al ente federativo en estas circunstancias. Por un lado, estaría: "Intentar priorizar los partidos aplazado en la primera vuelta, en la medida de lo posible". Y, en segundo lugar, quedaría: "Disputar los encuentros si ambos equipos tienen el mínimo de jugadoras disponibles que se exigen para un partido".

Como respuesta al comunicado de las futbolistas, la RFEF anunció que iba a llevar a cabo la reunión de este martes, pero que siempre priorizará la salud en la competición femenina, garantizando que el juego se desarrolle en las condiciones de seguridad imprescindibles ante la pandemia. El ente federativo destacó en su escrito puntos como la presencia de "tests semanales cedidos gratuitamente", que el protocolo fue "ratificado por el CSD" y que las suspensiones se llevan a cabo "por prescripción médica o prohibiciones de las autoridades competentes".

La protesta de las jugadoras llegó hasta el césped, con un parón en los primeros segundos durante el Barça-Real Madrid disputado en el estadio Johan Cruyff. Y, a ellas se unió este martes también la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, que representa a un gran número de clubes con la excepción de grandes nombres como el del Athletic, Barça, Atlético, Real Madrid o Madrid CFF.

"La ACFF muestra su apoyo a las futbolistas y ya trabaja en una propuesta para reconducir el desarrollo de la competición", anunciaban desde la patronal en un comunicado oficial, que subrayaba: "El retraso en el comienzo de las competiciones, unido a la falta de gestión por parte de la RFEF vuelven a poner en peligro la viabilidad de la competición".

Un enero caótico por los aplazamientos en la Primera Iberdrola

Por el momento, sólo un equipo de la Primera Iberdrola, el Sevilla, ha podido completar las 18 jornadas fijadas. Así, nos encontramos con tres equipos que suman un aplazamiento (Atlético, Madrid CFF y Espanyol) y con diez clubes que tienen pendientes por disputar dos partidos (Real Madrid, Levante, Real Sociedad, Valencia, Eibar, Athletic, Rayo Vallecano, Logroño, Santa Teresa y Real Betis).

Y, en el lado más extremo se hallarían Deportivo y Granadilla, que acumulan tres encuentros suspendidos, el Sporting de Huelva, con cuatro aplazamientos, y el Barça, caso más alarmante con cinco duelos pendientes por jugar. En el caso del equipo azulgrana, que jugará mañana con el Levante uno de sus duelos aplazados, la situación es cuando menos delicada.

Además de los partidos pendientes en la Primera Iberdrola, las de Lluís Cortés deben disputar todavía la final de Copa de la Reina de la pasada edición ante el Logroño, el fin de semana del 13 y 14 de febrero en la Rosaleda. Y continuar su curso con los partidos de Champions (están en octavos) y la presente edición de la Copa de la Reina, que cambió su formato a ocho equipos para reducir el tiempo de su disputa.