REAL MADRID

Los secretos de Borja Mayoral

El canterano del Madrid deslumbra en la Roma: lleva nueve goles y seis asistencias. Rápida adaptación, entrenador personal... y hasta recetas propias en la cocina.

Los secretos de Borja Mayoral
AP

Borja Mayoral ha explotado en Italia. El canterano del Madrid ha necesitado apenas cuatro meses para hacerse con la titularidad en la Roma y dejar cifras sobresalientes: lleva nueve goles y seis asistencias en 1.008 minutos. Marca o asiste cada 67'.

Esos nueve tantos (uno cada 112') suponen igualar la mejor marca de su carrera profesional, puesto que el curso pasado logró los mismos en toda la temporada con el Levante. Ahora le quedan cuatro meses de competición por delante para establecer una nueva marca personal.

Su aclimatación a la Roma ha sido perfecta. Encajó rápido en el vestuario gracias al apoyo de otros españoles (Pedro, Carles Pérez, Pau López y Villar) y no le pesó la adaptación a un fútbol tan diferente. Tampoco el idioma ha sido un problema, puesto que ya da las entrevistas en un italiano más que aceptable (la prensa quedó sorprendida por la rapidez con la que lo ha aprendido).

Con todos estos ingredientes, lo lógico es que la Roma decida quedárselo en propiedad. Firmó una cesión de dos años y los italianos tienen una opción de compra al final de cada una de ellas: 15 millones este curso y 20 al final del que viene. Si la ejercen, al Madrid sólo le quedará un derecho de tanteo...

Trabajo

Tanto en el Levante como ahora en la Roma han quedado sorprendidos con su capacidad de trabajo. Mayoral comprendió hace años que cuidar su físico era fundamental para llegar a estar entre los mejores delanteros del mundo. Javi Ledes (su entrenador personal) y David Fernández (su fisioterapeuta) se han convertido en dos miembros más de su familia. Incorpora a los exigentes entrenamientos que se realizan en Italia un trabajo extra para mejorar aún más sus capacidades y prevenir lesiones. A eso añade una alimentación cuidada al detalle (se ha convertido en un experto cocinero), que le permite dar un extra más que después se nota sobre el terreno de juego...