REAL VALLADOLID

Oficial: Lucas Olaza es jugador del Real Valladolid

Tras una operación muy complicada, por la cantidad de partes implicadas, el club blanquivioleta ha comunicado el fichaje, como cedido, del uruguayo.

Lucas Olaza ya es, oficialmente, jugador del Real Valladolid.
REAL VALLADOLID

Ya es oficial. Tras un fin de semana en el que se cerraron los flecos de la operación con Boca Juniors, el Celta, el jugador y sus representantes, la entidad blanquivioleta ha comunicado que el jugador uruguayo, Lucas Olaza, pasa a formar parte del Real Valladolid. El lateral zurdo, propiedad del equipo argentino, llega cedido con una opción de compra obligatoria, aunque este punto no ha sido corroborado por el club. La operación para traer al uruguayo es un éxito por la calidad del futbolista, la competencia que tuvo el club para firmarlo, el Granada se metió en los últimos días, y la negociación a tres bandas entre Boca Juniors, Celta y Real Valladolid, pese a que el jueves pasado las negociaciones parecieron estancarse.

El futbolista uruguayo, de 26 años e internacional sub-20, aterriza en Valladolid después de haber sido indiscutible en el Celta. Y es que en la campaña 2019-20 jugó 35 partidos y en la actual 18. Las reticencias del Celta a pagar los cuatro millones pactados con el club argentino si el futbolista jugaba 20 partidos en esta campaña han hecho que los pucelanos pudieran entrar en la operación y dejar satisfechos a todos los implicados.

Olaza, blanquivioleta.

Olaza, que se entrenará ya mañana con sus nuevos compañeros, empezó su carrera en River Plate de Uruguay, para ser cedido después a Atletico Paranaense de Brasil y al filial del Celta, donde ya destacó y se enfrentó al Promesas. Tras volver a su país se enroló en Danubio, haciendo una gran temporada, en la 2016-17, marcando ocho goles en 29 partidos, lo que le valió para entrar en el fútbol de Argentina. Fue firmado por Talleres y, posteriormente, por Boca Juniors, donde jugó 11 partidos, antes de pasar al Celta en el mercado de invierno 2018-19. En los celestes ha jugado 58 partidos en dos temporadas, ha marcado un gol y ha destacado por su buen trabajo defensivo y su calidad para poner centros.