INGLATERRA

Tuchel saca a Marcos Alonso del infierno en que le metió Lampard

El lateral español marcó y le devolvió así la confianza al alemán. Lampard lo apartó después de culparle de los tres goles encajados ante el West Brom en septiembre.

Marcos Alonso.
Pool Getty Images

Nada más conocerse la alineación en la previa los medios ingleses ya eran un hervidero. Marcos Alonso volvía a jugar con el Chelsea un partido, y además como titular. El lateral español era rehabilitado por el entrenador alemán que acaba de llegar y fue una decisión capital en el choque contra el Burnley. Alonso no jugaba desde septiembre y estaba prácticamente apartado del equipo por Lampard. Fue el pasado 26 de septiembre, cuando Marcos Alonso fue sustituido en el descanso del partido ante el West Brom (3-3) y, después, fue disciplinado por Lampard delante de sus compañeros, señalándole como culpable de los tres goles recibidos en la primera mitad aquel día.

“Sí, fueron errores claros. En el primero, Marcos cabecea para el centro del campo y les permite tener una transición. El de Thiago también es un error. Y luego Marcos pierde a su hombre en el tercer gol en un córner. Un error claro. Podemos tener todas las reuniones que queramos, pero si luego seguimos cometiendo estos errores, tenemos que escalar una montaña", explicó Lampard en público. Entonces los medios ingleses revelaron que Alonso intentó dejar el estadio al descanso y marcharse al autobús, un gesto que no perdonó Lampard y no le volvió a alinear. Estuvo en el banquillo de suplentes durante los últimos cuatro partidos de la Champions entre noviembre y diciembre, pero nada más.

Los meses pasaban y no había acercamiento entre técnico y jugador, la ruptura era total y se esperaba al mes de enero para una solución. Pero la situación del técnico comenzó a estar en serio entredicho hasta su despido final. La llegada de Tuchel servido para que todos comenzaran desde cero y Marcos Alonso volvió a sentarse ya en el banquillo frente al Wolverhampton. Para el Burnley, Tuchel le sacó del infierno y le puso como titular. El español le devolvió la confianza cerrando el partido con un golazo, llegando al área y realizando dentro una maniobra técnica notable.

A sus 30 años, Marcos Alonso vuelve a empezar. Su perfil se acomoda perfectamente a la idea de Tuchel, que vuelve a jugar con tres centrales y dos carrileros, de la misma manera en que Marcos Alonso se reveló como imprescindible con Conte. Hasta ahora Chilwell ha sido inamovible, pero Tuchel ha dado pistas de que va a contar de seguido con Marcos Alonso. "No es que no estuviéramos contentos con Chilwell, en absoluto. Optamos por un poco más de envergadura para la defensa a balón parado, y sé que, desde la época de Antonio Conte, Marcos está acostumbrado a desempeñar este papel. Tiene un buen timing para llegar al área. Estamos muy contentos de que haya podido marcar el segundo gol que sentenció el partido. No es fácil cuando no has jugado durante mucho tiempo, pero lo hizo muy bien", aseguró el entrenador alemán tras el triunfo sobre el Burnley.