RAYO VALLECANO

El otro RDT vuelve al Rayo

El hermano del jugador del Espanyol regresa a la que fuera su casa, tras una irregular etapa en el Sanse. Para él, es un sueño competir contra su hermano.

El otro RDT vuelve al Rayo
Rayo Vallecano

RDT vuelve al Rayo. No Raúl de Tomás, sino su hermano Rubén de Tomás, que hasta ahora defendía los colores del UD Sanse. Según ha anunciado oficialmente el club madrileño, el atacante se incorpora al filial del Rayo Vallecano y se pondrá en breve a las órdenes de Ángel Dongil.

El pequeño de los De Tomás nació en el año 2000 y tiene un futuro prometedor por delante. A diferencia de su hermano, es un futbolista más de banda. Su posición idónea es el extremo izquierdo. En 2019, se incorporó a la disciplina del Sanse, tras poner fin a su etapa en el Rayo Vallecano. Sin embargo, en su nuevo destino no ha encontrado la regularidad deseada y por ello ha decidido volver a casa.

El despegue del Sanse, líder de su subgrupo en Segunda División B, le ha privado de las oportunidades que esperaba. Ahora, regresa para bajar de categoría con el objetivo de seguir formándose  tener la oportunidad de jugar en el primer equipo en los próximos años.

Mientras, se mantiene ambicioso y sueña en el esperado duelo contra su hermano. En una entrevista a este periódico, expuso uno de sus objetivos en el fútbol: "Mi familia me ha enseñado a soñar a lo grande, y al final es cómo se consiguen las cosas. Me imagino, ojalá, en Primera División jugando con o contra mi hermano. Y sobre todo seguir creciendo como persona, con humildad, trabajo y sudor, y que mi familiia se sienta orgullosa".

Si desconocen cómo juega el pequeño RDT y si es compatible, o no, junto a su familiar, él mismo se encargó de definirse en la entrevista concedida a AS: "Soy un jugador fino, con mucha técnica, muy buena visión de fútbol y sobre todo muy competitivo, me gusta competir". Se le olvidó en su autodefinición hablar de posiciones. Es extremo, mejor por la izquierda. Aunque también puede rendir en la derecha e incluso de delantero centro. Eso sí, no es un goleador de raza como su hermano, al que considera su ídolo: "Es la persona a la que más me intento parecer". Quién sabe si, de vuelta en el Rayo, el destino le depara un enfrentamiento con Raúl.