REAL ZARAGOZA

Las salidas son la gran asignatura pendiente de Torrecilla

A nueve días para el cierre del mercado invernal, el director deportivo aún no ha podido buscar acomodo a Vuckic, Larrazábal, Guitián, Raí, Nick e, incluso, James.

Vuckic y Guitián.
ALFONSO REYES

A nueve días para el cierre del mercado invernal, el Real Zaragoza sólo ha podido dar salida al georgiano Papu de su amplia lista de jugadores en oferta. Y eso sucedió el pasado 24 de diciembre de 2020, hace, pues, casi un mes. Es la gran asignatura pendiente del director deportivo Miguel Torrecilla, pese a sus intentos por colocar a Vuckic, Guitián, Raí, Nick, Larrazábal e, incluso, James para aligerar masa salarial y poder financiar alguna incorporación más de última hora, por ejemplo la del mediocentro del Atlético Juan Manuel Sanabria.

No es fácil la papeleta de Torrecilla, que lleva varias semanas sin éxito ofreciendo a los cuatro puntos cardinales a este grupo de futbolistas. Por ejemplo, Nick o Raí, con salarios de los más bajos, sólo tienen mercado en Segunda División B, mientras Guitián, a cinco meses de finalizar contrato, no quiere moverse de Zaragoza, salvo que reciba una propuesta muy interesante. Y por Larrazábal sólo han preguntado equipos de Segunda B y por el nigeriano James Igbekeme no ha llegado ninguna oferta de traspaso que el club haya considerado seria.

Pero el caso más urgente y complicado es, sin duda, el del esloveno Haris Vuckic, con una de las fichas más altas de la plantilla. Al igual que sucedió con Larrazábal, Víctor Fernández descartó su fichaje en enero de 2020, pero el entonces director deportivo Lalo Arantegui no dudó en firmar a los dos jugadores para esta temporada. A Vuckic le quedan todavía dos años y medio más de contrato y su futuro inmediato podría estar en Holanda o Bélgica, donde conserva cierto cartel, aunque su elevado salario es el gran obstáculo para cerrar un acuerdo. El Zaragoza le ha ofrecido la carta de libertad, pero a Vuckic no hay quien le pague lo que tiene firmado: algo más de 400.000 euros por año.

Así que a algo más de una semana para que se cierre este mercado –el lunes 1 de febrero a las 23:59 horas-, Torrecilla tiene por delante media docena de frentes abiertos a los que aún no ha dado solución. Y eso sin contar que la aportación de los tres cedidos (Toro Fernández, Zanimacchia y Tejero) está siendo deficientísima, pero las peculiaridades de sus contratos de préstamo, alguno con cláusula de penalización, ha impedido plantearse siquiera su salida para ahorrar masa salarial y poder reconstruir con mayor fundamento el último plantel que confeccionó Lalo Arantegui.

Por su parte, el director deportivo ha conseguido hasta ahora los fichajes del central francés Peybernes y del delantero centro Álex Alegría, si bien sobre el primero aún no ha autorizado su inscripción LaLiga, pendiente de revisar las condiciones del nuevo contrato de patrocinio del club aragonés y su consecuente aumento del límite salarial, pero el Zaragoza quiere incorporar al menos a un medio centro y para ello necesita reducir de forma significativa el coste de su plantilla profesional.