ITALIA

La Fiorentina rescata al 'chico malo' fan de Dostoievski

Alexandr Kokorin pasó por la cárcel por vandalismo. Volvió a buen nivel en el Sochi, fichó por el Spartak y ahora la 'Fiore' está a punto de hacerse con él.

Alexander Kokorin.
OLGA MALTSEVA AFP

"Soy el mismo Alexandr Kokorin. Nos acusaron de haber conspirado para golpear al funcionario. Por supuesto, esto no fue así". Estas eran las palabras de nuestro protagonista poco después de salir de la cárcel en el medio ruso 'Spor24'. El Kokorin que fue condenado era un demonio. El altercado no hacía más que confirmar la fama de 'chico malo' que se había ganado con el paso de los años. Junto a su compañero de selección Pável Mamáev, dos peleas les colocaron a la sombra entre octubre de 2018 y marzo de 2019. El Kokorin que salió, a pesar de afirmar lo contrario, defendía ser otro. Llamarle ángel se antoja excesivo, pero en dicha entrevista afirmó haberse "dado cuenta de lo que realmente quería en la vida".

Entre el Dinamo de Moscú y el Zenit de San Petersburgo se ganó un nombre en el panorama internacional. Los últimos le cedieron al Sochi, con quienes volvió como MVP, a pesar de la derrota de su equipo. Por su trayectoria, afirmó que nunca defendería los colores del Spartak, pero en el fútbol ya se sabe, nunca digas nunca. Acabó en el equipo del pueblo (Naródnaya komanda en ruso), como se conoce al equipo capitalino y, a pesar de contar con beneplácito de Domenico Tedesco, las lesiones no le han dejado volver al nivel de antaño.

Alexandr Kokorin siendo escoltado por la policía tras ser condenado a año y medio de prisión.

Y aquí es donde entra en escena la Fiorentina. Los de Cesare Prandelli pretenden rescatar al delantero. A falta de flecos, en Italia dan por hecho su fichaje, 5 millones de euros mediante, y este supondrá la primera experiencia de Alexandr fuera de su Rusia natal. En la citada entrevista ya deslizó que soñaba con LaLiga española, pero todo apunta que será otro país mediterráneo su destino final, como el propio futbolista: "Sólo falta el reconocimiento médico".

Tras la redención definitiva

Los viola, que marchan decimocuartos a cinco puntos del descenso, llevan tiempo rondando un delantero centro que permita reposar a Dusan Vlahovic. El serbio, a sus 20 años, es la nota más positiva y líder en Florencia, pero sus seis goles están muy solos en la vanguardia del equipo. Maxi Gómez, del Valencia, fue otra de las opciones barajadas, pero finalmente se opta por el talento, otrora descontrolado de Kokorin.

Tras su salida de la cárcel, la 'revista Panenka' le dedicaba un artículo en noviembre de 2020 titulado "El crimen y el castigo de Aleksandr Kokorin" en el que nos sumergen en la distópica vida del futbolista antes de su paso por el correccional. En ella hablan de su lucha presente contra la etiqueta de jugador de talento malgastado. Aunque apuntan que en la cárcel, sus mejores compañías fueron la iglesia y Dostoievski. Ahora, como decíamos, es otro. Los escándalos no han vuelto a formar parte de su vida y desde la 'Gazzetta dello Sport', que se hacen eco del pasado del potencial nuevo jugador viola, apuntan hacia su reciente matrimonio como clave de su serenidad. El 'chico malo' es parte del pasado, o eso esperan en Florencia.