GIRONA-ESPANYOL

Stuani, una oportunidad perdida

El actual delantero del Girona jugó tres cursos en el Espanyol, más como extremo que como delantero, y fue vendido sin dejar prácticamente beneficios.

Cristhian Stuani, en su despedida.
CARLOS MIRA

Si finalmente recupera el tono físico, como se prevé, el Espanyol se volverá a reencontrar con Cristhian Stuani por enésima vez desde que abandonara la entidad en 2015. Han pasado ya cinco años y medio en los que el uruguayo ha dado un salto de nivel con goles y regularidad: 40 en 65 partidos en Primera y 31 en 43 en Segunda, todos ellos con el Girona. Unos números que no encuentran parangón en el fútbol español, salvo en Leo Messi.

Un lustro después de su marcha, y con la intención del club de recuperarlo en algún mercado aunque las condiciones económicas fuesen leoninas, hay en el Espanyol la sensación de que el delantero se fue antes de hora, obligado el club perico a vender para ingresar antes de la compra de Chen Yansheng. Tampoco le acompañaron las decisiones deportivas, pues Stuani vivió una inestable etapa deportiva e incluso jugó más de extremo que de delantero centro.

Ramon Planes, entonces director deportivo, había puestos sus ojos en este delantero de la Reginna que no cuajó en el fútbol italiano (llegó con 20 años) e hizo carrera como goleador en Albacete, Levante y Racing. Demostró lo que ha sido recientemente, un jugador de área, un rematador en espacios cortos: marcó 39 goles en 101 encuentros entre Primera y Segunda. Con muchos contactos en el fútbol italiano, el Espanyol se hizo por el jugador por 2,5 millones.

En la cuarta campaña de Pochettino, con una plantilla algo más mermada que años anteriores, el equipo no carburó desde el comienzo. Stuani no llegó en plenitud física, ni tampoco le acompañó Samuele Longo, cedido por el Inter. Entre ambos no lograron sacar con goles al Espanyol de la última posición, y finalmente Javier Aguirre sustituyó a Pochettino cuando arrancó diciembre. Y con él llegó la salvación.

Caicedo, Stuani y Sergio García, en 2014.

Stuani, a la cola del vagón de Caicedo y Sergio García

El técnico mexicano le sacó rendimiento al uruguayo pese a alejarlo del área. Lo colocó en la derecha para darle libertad a Joan Verdú y Sergi García, ahora en la Montañesa. Stuani acabó el curso con siete goles. Aguirre tampoco confío en el delantero el siguiente curso como referencia. Se pasó la primera vuelta pidiendo un 'cuote grandote', mientras colocaba a Stuani en la derecha para realizar otras funciones, como la de atacar el segundo palo, ganar los duelos aéreos con el lateral y conectar con Sergio y Verdú tras el juego directo. Stuani anotó solo seis goles en LaLiga.

La carrera de Stuani

2020-21 Girona 7 partidos 2 goles
2019-20 Girona 36 29
2018-19 Girona 32 19
2017-18 Girona 33 21
2016-17 Middlesbrough 23 4
2015-16 Middlesbrough - -
2014-15 Espanyol 37 12
2013-14 Espanyol 34 6
2012-13 Espanyol 32 7
2011-12 Racing Santander 32 9
2010-11 Levante 30 8
2009-10 Albacete 39 22
2008-09 Reggina 6 1

La llegada de Sergio González al banquillo, y su notable primer curso, rescató al mejor Stuani, aunque Sergio García y Felipe Caicedo formaron la delantera titular. Stuani solo fue titular en 15 ocasiones en la Liga, pero anotó 12 tantos en 1.756 minutos, una media de un tanto cada 146 minutos. Caicedo marcó nueve en 1898 minutos, lo que representa un gol cada 210 minutos, mientras que Sergio García materializó 14 en 3021 minutos, también un gol cada 216 minutos.

Y ese verano se marchó Stuani a vivir una temporada discreta al Middlesbrough. El Espanyol ingresó tres millones de euros pero el beneficio fue mínimo teniendo en cuenta que aún se le debía dinero a la Reggina. Eran otros tiempos, también para Stuani, quizás una oportunidad perdida en la reciente historia perica.