ESPANYOL

Stuani, Sergio y ahora Wu Lei: sigue la saga del falso extremo

Con la incursión de RdT como delantero, el jugador chino actuó en la izquierda pero su posición media de partido lo sitúa de segundo punta.

Wu Lei.
Gorka Leiza

Primero fue Cristhian Stuani con Javi Aguirre, quien lo situaba de extremo derecho postizo. Una posición inicial para ganar los duelos aéreos con el lateral rival y después acercarse a la meta a rematar los centros. No le fue mal al uruguayo aquel curso y medio, en el que anotó 13 goles y empezó su carrera a despegar. Después fue Sergio García con Rubi, especialmente en la primera vuelta del curso 2018-19, cuando, pegado a la izquierda, actuaba de acompañante de Borja Iglesias y le dejaba todo el carril a Dídac Vilà. Y, ahora, Wu Lei sigue la saga de falsos extremos.

El jugador chino empezó el encuentro como extremo izquierdo, demarcación en la que ya actuó en pretemporada en algún partido. Pero a medida que el equipo perico iba asentándose en campo rival, el delantero centró su posición para dejarle todo el carril a Dídac Vilà, acostumbrado a recorrer la banda sin fin debido a su exuberancia física. Todo ello propició un Espanyol asimétrico, en el que por el lado izquierda el lateral estiró más, y Wu Lei acabó el encuentro en una posición más centrada que Embarba.

Cerca del área, los números de Wu Lei se disparan. Acabó el encuentro con dos remates en el área pequeña, uno de ellos fue gol, mientras que solamente falló dos pases en todo el encuentro. La mayoría de sus acciones son en la zona central y en la posición de extremo izquierda. De hecho, en el 1-0 de Melendo, el delantero chino también ataca el segundo palo en una demarcación de delantero.

Wu Lei, con el número 7, junto a Mérida y RdT.

Posición media del EspanyolWu Lei, con el número 7, junto a Mérida y RdT.

Salvo con la incursión de Matías Vargas, extremo de formación, el resto de jugadores que han actuado en ese costado han tenido esas características, como Javi Puado. La presencia de jugadores como Dídac Vilà o Adrià Pedrosa, de largo recorrido, posibilta que Vicente Moreno repita una matiz táctico repetido en los últimos años en el Espanyol.