REAL MADRID

Aprobados y suspensos del Real Madrid contra el Alcoyano

Lunin deja muchas dudas. Marcelo, inservible mejoría. Militao, amargo primer gol. Vinicius deja pasar otro tren. Y Mariano, desesperado y desacertado.

El Real Madrid perdió en casa del Alcoyano con una actuación muy discutible de varios jugadores, en un encuentro en el que un Segunda B llevó al límite a los de Zidane y terminó venciendo. Así jugaron los pupilos del marsellés.

Lunin: primera parte muy tranquila, hizo una buena parada por alto a un cabezazo de Mourad, pero la jugada venía anulada por fuera de juego. Provocó dudas con un despeje de puño muy defectuoso y en el 1-1 de Solbes no dominó el espacio aéreo, aunque en su descargo decir que tenía una barrera enorme de jugadores propios y ajenos. Después se le vio nervioso en esos balones altos, extraño en un jugador de su talla (192 centímetros). En la prórroga tuvo suerte de que un remate claro le fue a las manos, en el centro de la portería; luego no mantuvo el sitio en el 2-1 de Juanan, el balón entró por su palo. Fue su debut oficial con el Madrid tras más de dos años de su fichaje. Empezó bien, siguió regular y acabó tirando a mal.

Odriozola: bien en defensa pese a que no tenía minutos desde el 30 de septiembre de 2020, sin errores importantes. En ataque, poco favorecido por un terreno de juego irregular, pero se permitió llegadas a la línea de fondo rematadas con centros de poco peligro. Se le hizo el partido largo y dejó el sitio en el 98’ para Hazard.

Militao: primer gol para el brasileño con la camiseta del Real Madrid, al que el partido copera le revitaliza tras haber caído en el olvido, superado por Nacho en la cabeza de Zidane. Entró con potencia y cabeceó bien el centro de Marcelo, algo que ya había hecho minutos antes, con parada del portero del Alcoyano. Mourad le dio cierta guerra, pero en general se apañó bien. En el 1-1 pudo hacer más por interceptar el centro que acabó en gol de Solbes. Provocó un penalti claro a favor del Madrid que el árbitro se tragó, antes de la prórroga.

Chust: debut oficial del central del Castilla ante la ausencia de Nacho. Mostró aplomo y buenas formas, no le pudo la emoción del momento. Cortó bien alguna contra peligrosa del Alcoyano y estuvo aseado con balón. Buen estreno, pese a la derrota; en la jugada del 2-1 dio demasiado espacio al Alcoyano para moverse, agotado tras casi 120 minutos.

Marcelo: mejora físicamente y se le nota, el trabajo que está haciendo fuera de la oficina le ayuda. Omnipresente arriba, cuando el Alcoyano se atrincheró durante toda la primera parte acabó siendo el mejor recurso blanco para encontrar grietas; de hecho, suyo fue el centro medido para el 0-1 de Militao. De tanto estar arriba, concedió atrás, pero entre Militao y Chust cubrieron bien su espalda. Con el 1-1 puso a Lucas un buen balón para el 1-2, pero el gallego se encontró con José Juan. La prórroga se le hizo bastante larga, aunque le dio para probar a José Juan. Acabó dolorido tras un zurdazo.

Casemiro: buen partido del brasileño, llegando a todas las coberturas y achicando todos los espacios que dejaron los laterales, especialmente Marcelo. Ante un rival cerrado y con un césped complicado, entendió que era un partido para que arriesgasen los fino estilistas y cedió ese protagonismo. No pudo parar el 1-1, una empanada general del Madrid por alto en un córner. Se lanzó al ataque tras el empate, con más presencia en el área. Provocó la expulsión de Ramón en la prórroga. Para su mala fortuna, perdió la marca de Juanan en el 2-1 del Alcoyano.

Valverde: discreto el uruguayo, poco favorecido por un césped no muy adecuado para las circulaciones y con un rival encerrado. Con todo, aportó despliegue defensivo y cierta llegada; suyo fue el primer intento del Madrid, un derechazo seco que despejó el portero del Alcoyano. Le dejó luego un buen balón a Vinicius, que se durmió antes de rematar. Partido prescindible del Pajarito, que tuvo el 2-2 en la última jugada, pero estrelló su volea en Solbes.

Isco: empezó con mucho protagonismo, combinando por la izquierda con Marcelo y Vinicius. Se le ve mejor físicamente, con más chispa, aunque sigue lejos de su versión de años pasados. Conducciones largas que no favorecieron ante un Alcoyano encerrado, la segunda parte se le hizo un puntito larga. Con todo, dejó una gota de clase antes del final de los 90 minutos, con un centro precioso que casi acaba en el 1-2. Se fue en el 98’ para que entrase Kroos.

Lucas Vázquez: mucho trabajo y buenas ocasiones, fue de hecho el jugador del Madrid que más peligro generó; en la primera parte, con un control en el área a la media vuelta y remate que acabó despejado por un defensa; y en la segunda con un chutazo lejano que José Juan despejó. Tras el 1-1, estuvo a punto de marcar con un cabezazo defectuoso a centro de Marcelo que despejó José Juan. Con la entrada de Hazard y la marcha de Odriozola acabó el partido de lateral derecho. Casi provoca un penalti, la falta fue a centímetros de la línea y segundos antes del 2-1 de Juanan.

Mariano: desesperado, la escasez de ocasiones le puso de los nervios y le llevó a jugar en un estado de excitación que ni a él le viene bien. De hecho, se llevó una amarilla fruto de esas prisas. Su mejor ocasión fue un zurdazo desde la frontal fácil de detener para el meta del Alcoyano. Se fue en el 67’ para que entrase Benzema.

Vinicius: poco del brasileño, pese a que empezó con bastante protagonismo y tuvo ocasiones para rematar. Primero, tras una buena combinación con Valverde; y luego, en un contragolpe en el que controló bien un pase largo con el pecho, pero luego se le hizo de noche. En la segunda parte tuvo el 0-2 instantes antes del 1-1, en un mano a mano en el que chutó al muñeco. Días como este son los que debe utilizar para reivindicarse, no atraviesa Vinicius su mejor momento. Se fue tras los 90 minutos y dejó el sitio a Asensio para la prórroga.

Benzema: saltó en el 67’ por Mariano para dar claridad al ataque blanco. Lo logró en cierto modo, pero el partido se intensificó tras el empate. Tuvo el 1-2 antes del final, pero lo estrelló contra un rival en un barullo dentro del área. Le cruzó un buen balón a Hazard al que el belga no llegó. Luego sirvió un buen centro raso tras gambeta individual, sin encontrar rematador. No encontró el hueco y el Madrid lo echó en falta.

Asensio: salió al inicio de la prórroga en lugar de Vinicius. Empezó en la izquierda, con la entrada de Hazard pasó a la derecha, su posición preferida. Ahí estuvo cerca de provocar un penalti; no lo consideró así Sánchez Martínez. Segundos después, rozó el 1-2 con un remate raso que le sacó José Juan; un tiro seco que era veneno. Se diluyó durante la prórroga.

Kroos: entró en el 98’ por Isco para refrescar el mediocampo en la prórroga. Acumuló mucho balón desde el principio, pero sin demasiado peso. 

Hazard: entró en el 98’ por Odriozola, en un intento de Zidane de poner chispa en el ataque blanco, muy escaso. En vez de situarse claramente por la izquierda, se situó como improvisado mediapunta y cuajó buenas combinaciones con Asensio. Pudo hacer el 1-2 tras buena asistencia de Benzema, pero anduvo lento para alcanzar el balón. Cuando se fue a la banda, se volvió a ver que no tiene el desborde que debería.