CELTA

Mouriño oculta los datos de su campaña de abonados más polémica

El plazo finalizó el pasado viernes y desde el club celeste no han ofrecido información al respecto. Aseguran que "hay que pulir muchos datos".

0
Carlos Mouriño antes de una comparecencia de prensa
Lalo R. Villar DIARIO AS

La campaña de abonados del Celta sigue el camino surrealista que inauguró en su presentación. El plazo para darse de alta o renovar el carnet finalizó el pasado viernes, pero desde la entidad olívica todavía no han ofrecido ningún tipo de información tres días después. Su argumento es desconcertante: "Hay muchos datos que pulir", afirman fuentes del conjunto olívico.

La ausencia de información es una constante en el Celta y la campaña de abonados tampoco ha sido una excepción. Presentaron la campaña el 13 de noviembre y tardaron tres semanas en ofrecer los primeros datos, que fue de cinco mil renovaciones y altas. El siguiente punto de información fue el 11 de diciembre, curiosamente el día después de que AS destacara que la afición daba la espalda a Mouriño. Entonces afirmaron que la cifra había aumentado hasta casi alcanzar los ocho mil abonados.

Sólo una semana más tarde, Carlos Mouriño aseguró en la junta de accionistas que la masa social ya estaba en doce mil socios, una cifra realmente pobre para un club de la entidad del Celta. El plazo inicial de la campaña de abonados expiraba el 31 de diciembre, pero el club lo prolongó hasta el 15 de enero. Ha pasado más de un mes desde el último informe y el silencio se ha instalado en A Sede, quizás como estrategia para evitar que se hable del fracaso de una campaña de abonados que ha indignado a buena parte de la afición.