BRASIL

La Chapecoense vuelve a sonreír: otra vez en la elite de Brasil

La Chapecoense ganó 2-1 al rival estatal Figueirense para garantizarse un puesto entre los cuatro primeros de la Serie B del Brasileirao y ascender, a falta de cuatro partidos.

La Chapecoense vuelve a sonreír: otra vez en la elite de Brasil
DINHO ZANOTTO/AGIF

La Chapecoense vuelve a la elite del fútbol brasileño, tras un año en Segunda. Cuatro años después de la tragedia área que costó la vida a 71 de los 77 ocupantes del avión, entre ellos 19 futbolistas, el entonces presidente de la institución, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico, y tras el fallecimiento, el pasado 31 de diciembre, a causa de la COVID-19 del actual presidente de la entidad, Paulo Ricardo Magro, el club brasileño vuelve a ver a sonreír.

La Chapecoense ganó 2-1 al rival estatal Figueirense para garantizarse un puesto entre los cuatro primeros de la Serie B del Brasileirao, a falta de cuatro partidos, gracias a los goles de Paulinho Moccelin y Derlan.

Consternación mundial por la tragedia de 2016

El accidente que diezmó al Chapecoense ocurrió el 28 de noviembre de 2016 cuando el avión en el que el equipo viajaba a Medellín para disputar la final de la Copa Sudamericana se quedó sin combustible y se estrelló en La Unión (Antioquia), a 17 kilómetros de llegar al aeropuerto de la ciudad colombiana.

En la tragedia murieron 71 de las 77 personas que se encontraban en la aeronave de la aerolínea boliviana Lamia, entre ellos 19 futbolistas, el presidente de la institución, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico, además de una veintena de periodistas que acompañaban al club en su primera final en un torneo internacional. De los 22 jugadores convocados, solo sobrevivieron tres: Jakson Follmann (al que amputaron su pierna derecha), Alan Ruschel y Neto.

Tras el suceso, el Chapecoense fue declarado campeón de la Copa Sudamericana de 2016 y debutó en la Copa Libertadores de América (máximo torneo continental) en 2018.

El equipo, que hasta 2006 jugaba en la cuarta división de Brasil, pasó seis años en la primera división de la Liga, antes de su primer descenso, en diciembre del año pasado.

Gestos

La tragedia del avión que trasladaba a la expedición de la Chapecoense a Colombia para la final de la Copa Sudamericana llamó la atención de la comunidad futbolística mundial, generando ventas de camisetas y mercadería de equipos en todo el mundo. Equipos como el Barcelona organizó partidos benéficos y eventos para recaudar fondos para ayudar a club. Aunque su presupuesto es una fracción del de los clubes de las grandes ciudades de Brasil, el equipo rápidamente fue reconstruido, siendo competitivo en la máxima categoría del Brasileirao hasta que descendió en diciembre de 2019. La victoria ante el Figueirense devuelve a la Chapecoense a la elite del fútbol brasileño y las celebraciones se han desatado en la pequeña ciudad del sur.