DEPORTIVO

Oficial: Rubén de la Barrera, nuevo entrenador del Deportivo

El técnico coruñés, de 35 años, se hace cargo del Deportivo en sustitución de Fernando Vázquez. Firma hasta final de temporada y opción a otro año si asciende.

Rubén de la Barrera en un partido con la Cultural
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Deportivo ya tiene relevo en el banquillo para Fernando Vázquez, destituido ayer a mediodía después de la derrota en el Ruta de la Plata frente al Zamora (1-0). El club, tal y como se esperaba, acaba de anunciar oficialmente que el elegido es Rubén de la Barrera. El nuevo técnico, nacido en A Coruña y de solo 35 años de edad, se ha comprometido con la entidad blanquiazul hasta final de temporada con opción a un año más en caso de ascenso y mañana miércoles dirigirá su primera sesión en Abegondo tras estampar su firma. Llega acompañado del preparador físico Julio Hernando, que ya había estado en el club en la etapa de Garitano, y Secho como segundo.

La elección de Rubén de la Barrera no ha sido una sorpresa, ya que el Deportivo comenzó los contactos en el mes de diciembre, cuando desde el club ya se dudaba seriamente de Fernando Vázquez. El nuevo técnico es una elección personal de Richard Barral, muy en sintonía con su atrevida propuesta futbolística. De la Barrera tendrá la misión de reflotar a un Depor que está ahora mismo a cinco puntos del líder, Unionistas, y también conseguir que el juego del equipo, muy plano desde su caída a Segunda B, vuelva a convencer.

Rubén de la Barrera se encontraba actualmente sin equipo tras abandonar el Viitorul Constanta rumano. Antes entrenó al Al Ahli de Qatar, su otra experiencia fuera de España. Ya en nuestro país dirigió a la Cultural Leonesa, con la que ascendió y luego descendió a Segunda (2016-2018), y en Segunda B a la Real Sociedad B y al Guijuelo en dos etapas. También tuvo una experiencia en Primera como ayudante de Asier Garitano en la Real Sociedad. Se trata de un técnico con firmes convicciones en el fútbol ofensivo en el que la salida del balón desde atrás y el juego asociativo son ‘sagrados’ con el 4-3-3 como principal referencia.