FRANCIA

Kakuta explota en casa

El francés brilla en el Lens, cantera de la que salió rumbo al Chelsea hace más de 10 años. Está en el mejor once la primera vuelta para L'Equipe.

Kakuta explota en casa
JEFF PACHOUD AFP

"A su edad nunca he visto un jugador de su talento" aseguraba Carlo Ancelotti allá por 2010. A quien se refería era a un jovencísimo Gael Kakuta, gran promesa del fútbol francés que había recalado en el Chelsea con sanción incluida para ambos por esta transferencia. Al francés, por romper su contrato y a los blues, por firmarlo. Ambos acabarían absueltos por el TAS.

El francés entró en el ya conocido bucle de cesiones desde Stamford Bridge, donde le llegaban los halagos pero no cuajaba en las oportunidades que acumulaba. Después de una 10/11 con varios partidos y un solo tanto, empezó el carrusel de cesiones del Chelsea con Fulham, Bolton, Dijon, Vitesse, Lazio y Rayo Vallecano, donde más nivel dio siendo estrella de los de Jémez en sus mejores años en Primera División. Así,el Sevilla se lanzó a por él por seis millones de euros en verano de 2015. Poco duró su periplo en el Pizjuán, ya que en febrero de 2016, Gael se marchaba al fútbol chino dejando cinco millones de euros en caja y un balance pobre: poco fútbol y un millón de euros en rojo. 

Tras China tuvo dos pasos por España poco fructuosos: Depor, cedido, y Rayo, comprado, donde acabó enfrentado con parte de la afición franjirroja por un mal gesto, del que se disculpó. Esta segunda etapa lejos estuvo de la primera, donde la afición le otorgó el premio a mejor jugador de la temporada. Michel I de Vallecas, que da nombre al premio, fue su entrenador en este periplo donde las lesiones y las ganas de salir le sacaron del papel de estrella. Llegó Jemez y el galo tampoco apareció demasiado. Al final, forzó y consiguió su salida al Amiens por dos millones de euros. Una temporada de nivel y este, le volvió a ceder al Lens, donde vive su mejor campaña a sus 29 años.

El jugador ha vuelto a casa, donde nunca llegó a debutar, para vivir su mejor campaña a las órdenes de Franck Haise, que según apuntan desde Francia es el hombre clave de todo este proceso. El francés tiene cierto trato especial para sacar todo su talento como, por ejemplo, quedar exento de los entrenamientos previos al partido y de un trabajo físico más leve.

Siete goles y cuatro asistencias que le ponen ya en los mejores datos de su carrera solo comparables a los cinco goles y siete tantos que consiguió en el Rayo en la 14/15 o a su buena 17/18 en el Amiens, marcando seis tantos y dando otros seis. Todo, claro, en el doble de partidos de los que lleva esta temporada.

El de Lille se ha colado de pleno derecho en el mejor once de L'Equipe de mitad de campaña. Ahora, intentará seguir al mismo nivel para entrar al final en la que ya es la mejor temporada de su carrera. Un niño prodigio que acaba de aparecer.