FÚTBOL FEMENINO

Así vivió Alexia Putellas su primer partido en el Camp Nou

"Soy culé de nacimiento y esto suponía un hito muy especial para mí", cuenta la capitana del Barça en una sentida carta publicada en la web del club.

Así vivió Alexia Putellas su primer partido en el Camp Nou
FC Barcelona.

"Me gustaría explicaros todo lo que vivimos el día de Reyes, cuando pudimos jugar en el Camp Nou por primera vez. Como sabéis, soy culé de nacimiento y esto suponía un hito muy especial para mí". Así, con una declaración de amor desde la cuna, empieza la emotiva carta en la que Alexia Putellas cuenta, en primera persona, cómo vivió su primer partido en el templo del fútbol azulgrana.

Manías, impacto, orgullo, emoción... La capitana del Barça repasa lo que fue un día histórico para el fútbol femenino desde la noche anterior, cuando los Reyes Magos se adelantaron y pasaron por su casa en la jornada previa al choque. A la mañana siguiente, cuenta, se despertó concentrada y tranquila, aunque con el paso de los minutos le entró "el hormigueo en el estómago". Iba a jugar en el Camp Nou, ante el Espanyol. Y su primer recuerdo de niña en el estadio culé era precisamente ese: un derbi catalán con apenas seis años. Esta vez, en lugar de estar en la grada disfrutando y haciéndose fotos, con el Avi (abuelo) del Barça incluido, le tocaba pisar el césped.

Alexia, con el Avi del Barça, en el Camp Nou, con seis años.

"Durante el trayecto hacia el Camp Nou me quedé un poco impactada: no me había fijado que del Miniestadi no queda absolutamente nada... Me paré justo en el semáforo de delante y fue impactante", explica la capitana culé. Ya en el templo azulgrana, saltó a ver el terreno de juego: "Nada más llegar al vestuario salí a inspeccionar el campo, lo que me gusta hacer antes de cada partido. Os garantizo que cuando sales de las escaleras del túnel impresiona lo que ves..., ¡y eso que no había público en las gradas!". 

Continúa Alexia Putellas reconociendo que les costó abrir el marcador, pero que no fue fruto de la ansiedad. Hasta que le tocó a ella rematar al fondo de la red. En el minuto 44, Hansen ponía un balón perfecto desde la esquina que la de Mollet del Vallès remataba a gol: "Sólo ver entrar el balón fue muy emocionante y, a la vez, tuve sensación de orgullo, especialmente por mi familia". Sin embargo, la centrocampista culé no era consciente del todo de lo que acababa de conseguir. "Tras la celebración con las compañeras, de camino a nuestro campo, me quedé un momento sola y es cuando me di cuenta de haber marcado el primer gol del Barça Femenino en el Camp Nou", señala. 

No se olvida Alexia de tener un guiño con la afición azulgrana, que no pudo asistir al primer partido oficial del equipo femenino en su emblemático estadio: "Nos quedaba un pedacito de acritud a pesar de toda la dulzura experimentada. Teníamos un vacío y aquella fotografía de todas del final quiso reflejar el recuerdo para todos que no pudo ser, principalmente la afición que siempre nos acompaña y nos protege el Johan, así como los familiares y amigos que siempre nos han ofrecido apoyo incondicional". 

Para terminar su sentida carta, deja un deseo: "Esperamos volver pronto y con el calor de todos los culés muy cerca".