SABADELL

Víctor García: "Es importante hacernos fuertes en casa"

El Sabadell recibe el lunes al Lugo con el objetivo de hacerse fuerte en la Nova Creu Alta. Este curso sólo ha sumado ocho puntos como local.

Víctor García: "Es importante hacernos fuertes en casa"
CE SABADELL

La derrota en los penaltis ante el Peña Deportiva ha hecho daño en Sabadell, pero toca centrarse ya en la Liga. El conjunto arlequinado es consciente que no puede despistarse porque está en juego en la permanencia una temporada más en Segunda. Antonio Hidalgo ha instado al grupo a cambiar ya el chip y pensar únicamente en el duelo del lunes contra el Lugo. Víctor García fue claro y explicó que "es un partido muy importante, ante un rival directo y al que nos podemos acercar en la tabla". Eso sí, el Lugo suma actualmente 27 puntos y los arlequinados tan sólo 19.

El Sabadell está fuera de los puestos de descenso, pero el grupo no esconde que necesita mejorar sus números. Especialmente en la Nova Creu Alta porque esta temporada únicamente ha sido capaz de sumar ocho puntos. Ha obtenido mejores resultados a domicilio (11 puntos). Víctor García confía en el grupo, pero sabe que "es importante hacernos fuertes en casa, crear una solidez defensiva y puntuar". No fallar contra el Lugo será crucial para mantenerse fuera del descenso, que es el gran reto de 2021: "Afrontamos el año con ilusión de puntuar y salvar al equipo, que es el objetivo. A nivel grupal creo que estamos creciendo y sabemos gestionar mejor los últimos minutos. Lo que más caracteriza a este equipo es el trabajo, sacrificio y constancia", comentó un Víctor García que está cedido por el Valladolid hasta final de curso y se siente con confianza en Sabadell: "Desde el inicio noté el apoyo y la confianza de todos. Estoy a gusto y la ciudad y el entorno me gustan".

En lo que se lleva de campaña, el joven carrilero ha disputado 18 encuentros de Liga (tan sólo no ha tenido minutos en dos) y "estoy feliz". Hidalgo le está dando la alternativa y considera que está creciendo como jugador: "Me pide uno contra uno, desequilibrio, llegar a la línea de fondo y estar en el segundo palo cuando el balón viene del otro lado. Y sacrificio defensivo", explicó. Por último, advirtió que echan de menos a la afición en el estadio: "Es diferente y triste porque a todos nos gusta salir al campo y notar el aliento de la afición. Pero se siente desde lejos".