FÚTBOL INTERNACIONAL

Jovic y Haller, dos malditos

Tras su gran temporada en el Eintracht ninguno de los dos delanteros ha conseguido triunfar en sus equipos. Jovic no cuenta para Zidane y el West Ham ha vendido al francés al Ajax.

Jovic y Haller, dos malditos
Giuseppe Bellini/John Walton - PA Images Getty Images/PA Images via Getty Images

Luka Jovic y Sébastien Haller rompieron las puertas del primer nivel europeo en la temporada 2018/19. Ambos delanteros llegaron al Eintracht Frankfurt en el verano de 2017, el francés fue comprado del Utrecht de la Eridivisie y el serbio llegó a través de una cesión con opción de compra del Benfica.

Tras una primera buena temporada, la pareja de delanteros llamó la atención de todo el viejo continente con un gran segundo año. Haller terminó con 15 goles y nueve asistencias en 29 partidos en la Bundesliga, mientras que el delantero del Real Madrid anotó 17 dianas y dio seis pases de gol en 32 partidos. En total generaron 47 goles de forma directa en el campeonato alemán siendo la mejor dupla del país solo por detrás de la formada por Marco Reus y Jadon Sancho.

El rendimiento de la pareja, especialmente el de Luka Jovic, fue también destacado en la Europa League, una competición en la que cayeron en las semifinales en los penaltis ante un Chelsea que terminaría siendo el campeón. De hecho, Jovic metió los dos goles de los dos 1-1 de la eliminatoria y con 10 goles se quedó a uno de Giroud quien fue máximo goleador, dando señales de que a sus 21 años no se arrugaba en los grandes compromisos.

Después de una gran temporada en la que dejaron a su equipo séptimo, clasificado a la ronda previa de la Europa League y a cuatro puntos de Champions League, era un clamor que el Eintracht se tendría que despedir de su pareja goleadora. Lo hizo llevándose un buen pellizco por ambos, el Real Madrid pagó 60 millones por Luka Jovic y el West Ham United 50 por Haller. Todo apuntaba a una llegada triunfal a LaLiga y la Premier League, pero un año y medio después, la realidad ha sido muy diferente.

Un Jovic desaparecido

La segunda temporada en el Real Madrid que Jovic esperaba que fuese un borrón y cuenta nueva, está yendo aún peor que la primera. El serbio lleva un total de 12 partidos sin salir al campo, periodo en el que ha alternado bajas por coronavirus, por una lesión en el abductor, suplencias y un partido en el que llegó incluso a no ser convocado. Es el último de la fila para Zidane, habiendo disputado tan solo 208 minutos por detrás de otros jugadores casi inéditos como Éder Militao (224') y tan solo por delante del completamente desaparecido Álvaro Odriozola quien ha estado 57 minutos vestido de corto.

A pesar de sumar tres titularidades durante los primeros compases de competición, Luka Jovic ha perdido totalmente la confianza de Zidane e incluso ya se encuentra por detrás de Mariano quien ha jugado 260 minutos y salió al campo por delante del Serbio en el último partido ante el Celta, eso sí, tan solo un minuto.

Jovic está muy lejos de la versión que dio en el Eintracht de Frankfurt y la afición se empieza a cansar de esperar. En el año y medio que lleva como blanco solo ha metido dos goles y dado dos asistencias en 32 partidos (1014 minutos) y en esta temporada no se ha estrenado en ninguna de las dos facetas. La directiva, al igual que lo estuvo en verano donde Zidane prefería a Borja Mayoral, está abierta a una cesión en la que el delantero se pueda revalorizar y volver al Real Madrid para intentar triunfar.

Haller, vendido al Ajax por la mitad de precio

Sébastien Haller no ha corrido mejor suerte. Llegó al West Ham a precio de récord, siendo sus 50 millones el fichaje más caro de la historia del equipo. Los londinenses querían formar una gran delantera uniendo los fichajes del francés y de Pablo Fornals con Felipe Anderson o Yarmolenko, pero las cosas no fueron como estaban planeadas para los de Manuel Pellegrini que terminó siendo cesado y sustituido por David Moyes en diciembre de 2019. Los hummers aspiraban a luchar por Europa y terminaron salvándose en las últimas jornadas.

Una de las razones fue el bajo rendimiento de Haller. El francés comenzó con buen pie como titular, marcando tres goles en sus primeros tres partidos, doblete incluido. Pero su aportación goleadora fue decayendo mientras acumulaba partidos enteros en el campo hasta que David Moyes apostó por un veterano del equipo como Michail Antonio que metió ocho goles en las últimas siete jornadas que fueron cruciales para que el equipo conservase la categoría. Para recordar su actuación ante el Norwich en la que terminó con un póker de goles. Durante esas jornadas, el papel de Haller fue secundario y en algún partido testimonial.

Esta temporada Haller empezó en el banquillo en favor de Antonio, pero las ausencias por lesión de este le dieron una nueva oportunidad al francés. Desgraciadamente tan solo fue capaz de marcar dos goles en los diez partidos en los que salió de inicio para terminar con tres dianas y ni una asistencia en los 934 minutos que ha disputado en Premier este año. Un total de 14 goles y tres asistencias en los 3589 minutos que ha disputado como hummer en temporada y media.

Por ello y ante toda sorpresa por la falta de delanteros que tiene el West Ham, el club londinense ha aceptado la oferta de compra del Ajax de 22,5 millones, que podrán convertirse en 25 con las variables. Un año y medio después de ser el fichaje más caro de su historia, el club londinense lo vende por la mitad de precio en lo que es también una operación récord para el Ajax.

En Ámsterdam lo han recibido como una auténtica estrella y Haller espera recuperar su nivel en una liga y con un entrenador, Ten Hag, que ya conoce por los dos años que estuvo en el Utrecht.

La maldición del Eintracht

Ninguno de los delanteros ha conseguido triunfar como se esperaba. Haller ha tenido más oportunidad y mejores números pero ambos cargan con la losa del nivel que dieron en la Bundesliga y su valor de mercado se ha desplomado. Especialmente sangrante es el caso del jugador del Real Madrid que de acuerdo con la web Tranfermarkt ha pasado de 60 a 20 millones. El francés ha bajado de 45 a 30.

No está todo dicho y los dos tienen la juventud para reconducir su carrera. A sus 23 años en el Bernabéu no se pierden todas las esperanzas con Jovic y Haller con 26 volverá a ser importante en un Ajax que está falto de pólvora arriba.

Tanto el Real Madrid como los holandeses esperan que al igual que comenzaron un descenso simultáneo a los infiernos , ambos comiencen un nuevo camino que les lleve a ser los delanteros que brillaron en Alemania hace no tanto tiempo.