CELTA

La 'fiesta ibicenca' del Celta tendrá consecuencias

La humillación sufrida por el conjunto vigués ante un rival de Segunda B deja muy tocados a más de la mitad de los jugadores que fueron titulares.

Manu Molina marca de penalti el 4-0 batiendo a Iván Villar en el partido de Copa del Rey entre el Ibiza y el Celta.
Sergio G. Cañizares EFE

La resaca del paso del Celta por Ibiza será dura. Los habituales suplentes con Eduardo Coudet hicieron el ridículo llegando a perder por 4-0 (el partido acabó 5-2) ante un rival de Segunda B. Más de la mitad de los componentes del once titular que el Chacho dispuso en la segunda ronda de la Copa del Rey han quedado señalados:

Aidoo: Ha tirado la toalla definitivamente en su pulso con Néstor Araújo por ser el central derecho titular. Su actuación contra el Ibiza solo se puede catalogar de desastrosa: se come por alto el primer gol, encadena despropósitos en el segundo, llega tarde a cerrar en el tercero… Los baleares encontraron una mina por el costado que defendía el ghanés junto a Sergio Carreira. Salvo que Araújo o Jeison Murillo se pierdan algún encuentro por sanción o lesión, le queda una larga temporada de banquillo. Costó 8 millones de euros hace año y medio.

Okay: Volvió a ser víctima de la ansiedad que acumula. El turco no contaba para Óscar y ha ido desaprovechando una tras otra todas las oportunidades que le ha dado Coudet. En Can Misses se desquició porque en ningún momento encontró su sitio en la medular y cansado de perseguir sombras la pagó con el árbitro. A diferencia de la mayoría de sus compañeros en el once frente al Ibiza, el mediocentro podrá reivindicarse este viernes ante el Villarreal porque la baja de Renato Tapia por sanción le ofrece una vida extra.

Canteranos: José Fontán, Carreira y Lautaro de León van a tener muy complicado volver a ser titulares con Coudet. Los dos defensas naufragaron por completo en Ibiza. Sorprendió especialmente el rendimiento de Fontán, que había respondido a un nivel notable cada vez que el Chacho lo utilizó para amarrar resultados favorables. Sin embargo, en Ibiza no dio una a derechas. Seguirá siendo el cuarto central. Por su parte, Carreira exhibió sus carencias defensivas justo cuando Kevin Vázquez está cerca de recibir el alta médica, lo que acerca el regreso al filial del prometedor lateral. En el caso de Lautaro, que apenas recibió balones en Can Misses, seguirá en el primer equipo mientras la directiva no cierre el fichaje del punta que demanda el entrenador.

Beltrán: La eliminación copera puso de manifiesto que no puede ocupar la banda derecha. El madrileño se había adaptado a esa posición en anteriores encuentros, pero compartiendo la medular con jugadores creativos. Su principal misión es la de presionar y en un centro del campo junto a Okay y Tapia no hubo nadie capaz de conectar con la delantera. Al igual que Okay, probablemente tenga la ocasión de resarcirse de su mal partido en Ibiza frente al Villarreal .

Emre Mor: Un caso perdido desde hace mucho tiempo. Más allá de que su aportación futbolística sea nula, su actitud sigue siendo indigna de un futbolista profesional. En Can Misses buscó pelea a las primeras de cambio con los rivales y con el árbitro, e incluso se marchó protestando al ser sustituido después de que no le saliera nada durante 63 minutos. Está por ver hasta dónde llega la paciencia de Coudet con uno de los fichajes más caros en la historia del club.