LEGANÉS

Martí: “No hace falta que el club me diga nada, hay tranquilidad”

El entrenador del Leganés se muestra sereno sobre su futuro pese al bajón en Liga, aunque también es consciente de que “los resultados son nuestro trabajo”.

Martí: “No hace falta que el club me diga nada, hay tranquilidad”
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El Leganés disputará mañana la segunda ronda de la Copa del Rey (Socuéllamos, 13:00) y lo hará con las miradas apuntando al banquillo blanquiazul. Sin que por ahora exista un estado de alarmismo, sí que flota sobre Butarque un estado de exigencia. Los resultados no han acompañado en el último mes (seis partidos, sólo una victoria, dos derrotas) y las críticas se han incrementado sobre José Luis Martí.

El técnico mallorquín afirma estar tranquilo y saber que el club le acompaña en el mensaje de prudencia y respeto a la categoría que le transmitieron desde el primer día. “El club me transmitió su idea en cuanto nos reunimos para trabajar juntos. Una idea de saber lo que es la categoría. Lo que es la competición. De cómo trabajan ellos, de cómo trabajamos nosotros. Esa tranquilidad la conozco desde el día uno hasta ahora”, ha confirmado hoy en rueda de prensa previa a un partido que, como todos los que son ante rival de inferior categoría, lucen disfraz de trampa.

Martí, con todo, no se hace el sueco. “[El riesgo de despido] es algo que conocemos los entrenadores. Nosotros sólo manejamos la posibilidad de los resultados. Los resultados son nuestro trabajo”, ha añadido sin mostrarse inquieto, pero sí con un sentimiento de “responsabilidad” hacia los aficionados. “No soy amante de las redes sociales, pero nos debemos a los hinchas”, ha aclarado después de confirmar que habrá muchas rotaciones y que recupera a Rober Ibáñez. Bustinza, por el contrario, sigue con molestias y seguramente no entre en lista.

¿Qué importancia da el Leganés a la Copa? ¿Habrá muchos cambios?

Evidentemente cuando es una competición tan atractiva como la Copa, obvio, le damos mucha importancia. Lo que queremos es llegar lo más lejos en la competición. Es posible que haya muchísimos cambios y que jueguen futbolistas que no han tenido minutos hasta ahora.

¿Qué le dice a los seguidores que se han quejado del juego y rendimiento del equipo en redes sociales?

No soy muy amante, la verdad, de las redes sociales. Pero aquí, obvio, los aficionados son los que mandan. Trabajamos para ellos. Nos debemos a ellos. Lo que queremos es darles triunfos y los mejores resultados posibles. ¿Qué les podemos transmitir? Sólo que toda nuestra alegría, energía y satisfacción será verles a ellos disfrutando y consiguiendo el objetivo que nos hemos marcado a final de temporada.

¿Se han recuperado algunos jugadores para este partido?

Rober Ibáñez puede volver a estar en la convocatoria. Bustinza, todavía no está listo. Sigue con problemas.

Míchel, entrenador del Huesca, dijo el otro día que temía perder su puesto. ¿Lo teme usted si no llegan los resultados?

No… es algo que conocemos los entrenadores. Nosotros sólo manejamos la posibilidad de los resultados. Los resultados son nuestro trabajo. Somos conscientes de ello. Que no gusta trabajar. Más que temer por nuestro trabajo yo asumo la responsabilidad por mi trabajo. Quiero asumir la responsabilidad de convencer a los futbolistas, de tratar de conseguir el máximo de puntos posibles. De responder a lo que los aficionados quieren de verdad que es a los que nos debemos. Esa es mi manera de entender mi trabajo, que sé que es, y es la responsabilidad de intentar conseguir el mejor resultado cada domingo.

¿Ve al vestuario motivado?

Yo les veo motivadísimos. Con muchísimas ganas de que llegue el próximo partido. Ganas de competir, de mirar hacia arriba. Saliendo satisfechos en cuanto a su entrega en cuanto al fútbol que están realizando, que siempre tenemos capacidad de mejorar, claro. Podemos estar más acertados, pero en ocasiones el acierto de cara a la portería es la que nos está privando de tener menos puntos en la clasificación. Pero en cuanto a motivación y exigencia de los jugadores están más que motivados.

¿Las ausencias de Ojeda, Sergio y Santos tiene algo que ver con sus posibles salidas en enero?

Somos una plantilla amplia. Decidimos en función del número de jugadores que llevamos. Si llevamos tres-cuatro centrales no podemos llevar más en el banquillo. Si llevamos ciertos jugadores es porque son de un perfil que, para el encuentro es lo mejor, que son los ideales para este tipo de partidos. En diferentes partidos habrá otros jugadores que estarán desconvocados. Somos muchos jugadores, contamos con todos. Ahora hay algunos que tienen la suerte de participar más. Otros menos. Pero estoy contento por la plantilla amplia que tenemos.

Sobre su continuidad, ¿el club le ha transmitido un mensaje de tranquilidad?

Yo tengo las cosas muy claras. No necesito que el club me diga nada. El club me transmitió su idea en cuanto nos reunimos para trabajar juntos. Una idea de saber lo que es la categoría. Lo que es la competición. De cómo trabajan ellos, de cómo trabajamos nosotros. Esa tranquilidad la conozco desde el día uno hasta ahora. El Leganés nos ha trasladado que esta competición es como es, que aquí no se trata sólo de una racha de resultados, del trabajo y de la consistencia de un grupo y de la insistencia. Eso me lo han transmitido desde el día que llegué. Es lo que me dice la gente. Es en lo que estamos en este proyecto.

¿Qué espera de mañana? ¿Le preocupa el césped artificial?

Evidentemente es una superficie diferente a la que estamos acostumbrados. Nos tenemos que adaptar a las circunstancias. Vamos a encontrarnos un partido complicado. Somos conscientes de lo que nos vamos a encontrar. Ya se ha visto en la anterior eliminatoria que hubo muchísimas sorpresas. Equipos que, como nos tocó a nosotros, tuvieron que jugar prórroga. En un partido la igualdad es máxima más allá de la competición. Queremos ser equipo que se pueda poner por delante en el marcador para poder manejar esa situación y continuar en la Copa del Rey.

¿Qué conoce del Socuéllamos? ¿Cómo se adaptarán?

Sobre todo, no infravalorando a ningún equipo. Sabiendo las dificultades que nos encontraremos. Sabemos que es un equipo que está en un buen momento. Que empezó la competición mal, pero que ha ido enderezándose y ha tenido una racha de mejores resultados. Nos exigirán. Tiene capacidad para manejar el balón e incluso hacer un fútbol más directo si es necesario. Es un campo más estrecho. Ocho metros más estrecho que el nuestro. Pero nos tenemos que adaptar y competir. No infravalorar al rival.