ALEMANIA

Reinier: crónica de un malentendido

El mediapunta brasileño no termina de despegar en Dortmund después de ser cedido por el Madrid. 136 minutos es todo su bagaje tras cuatro meses.

En Alemania hablan de malentendido cuando se refieren a Reinier. El jugador propiedad del Real Madrid fue cedido al Borussia Dortmund a principios de temporada, levantando las esperanzas de la hinchada borusser, que se ilusionaba ante la llegada de la presunta joya brasileña. Cuatro meses más tarde, todo es diferente. Reinier tan solo vistió la elástica negriamarilla durante 136 minutos en lo que va de temporada y ha provocado, incluso, que los responsables del Borussia se planteasen dar la cesión por finalizada antes de tiempo. Estos son los motivos por los que Reinier, de 18 años, aún no ha despegado en el oeste de Alemania.

Mucho tiempo sin jugar: Reinier, procedente del Flamengo, desembarcó en Madrid a principios de año a cambio de 30 millones de euros. Disputó tres partidos con el Castilla antes de la suspensión de la temporada en Segunda B. Por ello, anduvo falto de ritmo y físico cuando llegó a Dortmund, un déficit que le mantuvo al margen del equipo desde el inicio de la temporada en Alemania. "Se nota que estuvo varios meses sin poder, apenas, entrenar y jugar en España", fueron las palabras de Michael Zorc, director deportivo del Dortmund, en noviembre.

Bajas: Justo en el momento en el que Reinier había recuperado el tono físico y volvía a contar para Favre, antecesor de Edin Terzic como técnico del BVB, se contagió del coronavirus y volvió a un segundo plano. Después, la cosa no fue a mejor. Cuando Terzic se hizo cargo del equipo a tan solo una semana del parón invernal, unas molestias musculares obligaron a Reinier a permanecer al margen del equipo.

Idioma: El sudamericano recibe clases de alemán, pero su nivel, de momento, no da para mantener una conversación con sus compañeros de equipo. Ocurre lo mismo durante las charlas del míster, donde Reinier tienen sus dificultades a la hora de captar las instrucciones de Favre y Terzic, un contratiempo importante que dificulta aún más su integración en Alemania.

Entrenamientos: Los diarios alemanes hacen hincapié en la disciplina y la puntualidad de Reinier cuando toca entrenarse. Eso sí, a la vez subrayan los medios locales de Renania del Norte-Westfalia que la cesión del Real Madrid tampoco fue capaz de convencer a sus entrenadores destacando sobre sus compañeros en las sesiones de entrenamiento. Es uno más, se comenta, una circunstancia que, obviamente, no ayuda a la hora de convencer a Favre o Terzic para que opten por él en vez de un titular que lleva semanas rindiendo a un nivel aceptable. Se espera más de él.

Competencia: Indudablemente, el factor con más peso. El esquema del Borussia prevé un total de tres a cuatro posiciones en ataque que no podrían estar más solicitadas. Los candidatos son Jadon Sacho, Giovanni Reyna, Marco Reus, Julian Brandt, Thorgan Hazard, Yousouffa Moukoko y Erling Haaland, siete jugadores que convierten en prácticamente imposible tener minutos con continuidad. Las escasas apariencias (ocho en total) de Reinier en lo que va de temporada son la mejor prueba de lo caros que están los sitios en el once del BVB.

Futuro: El caso Reinier es un quebradero de cabeza, tanto para el Borussia como para el Real Madrid, pero desde el Signal Iduna Park apuntan que la confianza en el joven brasileño sigue intacta. No tardó Zorc en zanjar los rumores sobre un final prematuro de la cesión y explicó: "En un principio no tenemos ninguna intención de acortar el plazo de la cesión. La infección de covid le echó para atrás, pero tendremos paciencia con él. Espero que él también la tenga", subrayó. El BVB inicia el 2021 el próximo domingo frente al Wolfsburgo. Reinier espera que, para él, también sea el comienzo de un ciclo nuevo.