FÚTBOL FEMENINO

El Atlético, con una clara dependencia de Ludmila-Deyna

Ambas son referentes ofensivos del equipo con 17 de los 27 goles que han marcado las rojiblancas en esta temporada. La venezolana suma además cinco asistencias.

Deyna Castellanos y Ludmila, jugadoras del Atlético.
UEFA

El Atlético no se entendería sin los goles o asistencias de Deyna Castellanos y Ludmila. Ambas jugadoras, de las que el equipo madrileño ha generado una gran dependencia, representan la dupla más letal del equipo rojiblanco.  Y es que entre las dos acumulan 17 de los 27 goles que han anotado las de Dani González en estos primeros tres meses de competición nacional. Con diez dianas y una asistencia en la Primera Iberdrola, Ludmila se ha convertido en la gran referente y estrella del equipo madrileño. La brasileña está de dulce y raro es que salga de un partido sin batir la portería rival.

A sus 26 años, Ludmila ha encontrado su mejor momento en el Atlético, al que llegó en 2017 y en el que su presencia sobre el verde es sinónima de ocasiones en el área rival. Con una velocidad envidiable, la delantera brasileña ha logrado crecer en el club madrileño y mejorar en gran medida su técnica, dominio del balón y, sobre todo, pegada. "He cambiado mucho en el Atlético. Han pasado varios entrenadores y cada uno me ha enseñado muchas cosas. Yo sigo aprendiendo y creciendo mucho aquí. Ahora estoy en un momento bueno", decía la propia futbolista en una reciente entrevista con AS. 

Tras una adaptación complicada, en la que tuvo que aclimatarse a un idioma, costumbres y estilo de juego diferente, Ludmila ha ido de menos a más en el Atlético, que disfruta jornada tras jornada sus goles y carreras. Además, la brasileña ha encontrado esta temporada a una gran cómplice en el ataque rojiblanco: Deyna Castellanos. La venezolana, que llegó hace apenas un año y cuya adaptación se vio interrumpida por la pandemia de la COVID-19, también sabe lo difícil que es llegar y besar el santo en un nuevo equipo.

Deyna también ha mostrado una gran evolución de la pasada temporada a esta. La de Maracay tiene un peso determinante en el equipo rojiblanco, al que le ha dado siete goles y cinco asistencias. Tanto Deyna como Ludmila han salvado al equipo en un gran número de partidos de Liga, contribuyendo a paliar las dudas que se han presentado este año (8 victorias, 3 empates y 2 derrotas). El Atlético tiene dependencia de dos jugadoras cuyo peso en el césped se resume en goles y puntos.