LEGANÉS

El guiño del Leganés que desvela sus otros capitanes 'in pectore'

En la felicitación navideña el club incluyó, además de Bustinza, Rubén Pérez y Cuéllar (capitanes oficiales) a Eraso y Tarín, capitanes sin brazalete del equipo.

El guiño del Leganés que desvela sus otros capitanes 'in pectore'
PEPE ANDRES DIARIO AS

La felicitación de Navidad con la que el Leganés deseó ayer felices fiestas a sus seguidores ha servido para señalar a dos futbolistas empoderados en su plantilla, que no son capitanes, pero que gozan de un peso importante que los coloca casi a la altura de los dueños del brazalete. Javier Eraso, por veteranía y penetración en el grupo, y Rodrigo Tarín, por proyección futura y peso deportivo, ejercen también como pegamento del vestuario. Capitanes in pectore.

Tarín, intocable e imparable

Curioso. Los dos habitan en las antípodas en lo que se refiere a su relevancia en este grupo. Eraso apenas ha jugado 285 minutos en Liga repartidos entre nueve escasas intervenciones, apenas dos de titular. Sale a poco más de media hora por encuentro. Tarín, sin embargo, es uno de los fijos, fijísimos para José Luis Martí.

De hecho, sólo se ha perdido un partido de Liga. El último. Ante el Sporting, el lunes pasado, no pudo jugar. A falta de parte médico, sólo la explicación de Martí (“Tiene molestias en la espalda”) sirven para dar a conocer su ausencia. Pese a no competir en El Molinón, Tarín sigue siendo el jugador del Leganés con más minutos disputados en Liga, con 1.563 en los 18 duelos que ha competido. Todos de titular. Y sólo en dos fue sustituido. Pues eso: un fijo.

Fijo con merecimiento. Quizá sea Tarín el jugador de la plantilla que más ha crecido con respecto a las últimas temporadas, y en especial a la campaña del descenso, cuando no pudo continuar su progresión por problemas con las lesiones y falta de confianza de sus entrenadores. Solo en el tramo final, Aguirre apostó por él. Y Tarín respondió.

Esa jerarquía sobre el césped también la está demostrando fuera del terreno de juego. Jugador de formación académica y madurez llamativa (pese a sus 24 años) en apenas tres años se ha ganado al vestuario por sus actos y sus palabras. Sus compañeros lo respetan y él se hace respetar. Un capitán en potencia que, con contrato hasta 2023 (renovó a principios de curso) cuadra perfectamente en la foto junto a Bustinza, Rubén Pérez y Cuéllar, los actuales tres dueños del brazalete. De hecho, esta temporada, ya se ha estrenado en Liga luciendo el brazalete de las siete estrellas. Fue en Tenerife. Y el gesto fue más que aplaudido.

Eraso, historia del Lega y con peso en el vestuario

También pega Eraso. Primero, porque es el jugador del actual Leganés que más veces ha vestido su camiseta (178 partidos oficiales). Tanto es así que ya ha superado a Raúl Moreno (175) y es ya el 9º jugador en la historia del Leganés que más partidos oficiales ha disputado. El siguiente escalón, el de Julián Ronda, está a 27 partidos. Aún hay opciones de que lo consiga este curso.

Eraso fichó por primera vez por el Leganés en 2013, cuando el equipo aún estaba en Segunda B y, salvo dos temporadas en el Athletic (de 2015 a 2017), en esos últimos siete años siempre vistió la zamarra pepinera. Eraso es historia del escudo del laurel, pero también jugador con ascendencia en el vestuario.

Detrás de su personalidad simpática, bromista y tímida se esconde un jugador con cada vez más peso en las decisiones de vestuario. De ahí que el navarro, héroe en el pepinazo del Bernabéu, tampoco desentone en esa imagen de los capitanes blanquiazules. Seguramente el poquer de jugadores con más pedigrí pepinero y peso en la actual plantilla del Leganés.