LEGANÉS

Tarín se estrena como capitán en un gesto simbólico de su liderazgo

El central de 24 años jugó 27 minutos en Tenerife con el brazalete de las siete estrellas por la lesión de Bustinza. El gesto representa su crecimiento en el equipo blanquiazul.

Tarín se estrena como capitán en un gesto simbólico de su liderazgo
Juan Garcia Cruz DIARIO AS

Rodrigo Tarín (Chiva, 24 años) se estrenó el pasado lunes como capitán del Leganés en partido de Liga. El joven defensa ya había probado la suerte de ponerse el brazalete de las siete estrellas (representa la bandera de la Comunidad de Madrid) en un partido de Copa de la pasada temporada ante el Andorra. Sucedió tras la sustitución de Eraso, capitán esa noche en el Principado. A Tarín le duró poco: apenas 16 minutos de la prórroga. Pero Tarín jamás había lucido el emblema de capitán en el torneo de la regularidad. Hasta ahora.

El gesto resultó llamativo porque venía a cargar de simbolismo su protagonismo creciente en un equipo en el que es nueva referencia en defensa, además de futbolista casi intocable. En minutos es el pepinero que más minutos ha jugado (1.474) después de haber sido titular en los 17 partidos de Liga. Sólo en dos fue sustituido. Para Martí su presencia es innegociable. Y se lo ha ganado con un rendimiento excelso al que ahora pone guinda con la capitanía.

Capitanía, eso sí, amarga. Llegó después de que Unai Bustinza se lesionara ante el Tenerife. En el minuto 63, el de Bilbao tuvo que ser reemplazado. Sobre el césped no había ningún jugador de campo que llevara más tiempo en el Leganés que él, que Tarín.

Cuéllar podía haber portado el brazalete, porque su fichaje fue anterior al de Tarín (2017 frente a 2018), por número de partidos en el Lega y, sobre todo, porque Pichu es uno de los tres capitanes del equipo, privilegio que comparte con el propio Bustinza y con Rubén Pérez.

Pero seguramente por su condición de guardameta, alejado del juego, se decidió que fuera Tarín quien lo luciera de manera momentánea. Fueron 27 minutos del zaguero portando el emblema en un gesto, por cierto, que muchos pepineros aplaudieron en redes sociales. El apoyo del central ha crecido especialmente por su compromiso y rendimiento en esta temporada. De ahí que muchos vean en la imagen del Heliodoro Rodríguez López algo así como un fogonazo de futuro, un adelanto de lo que, tarde o temprano, sucederá: Rodrigo Tarín, capitán del Leganés.