INGLATERRA

El Tottenham solo ha marcado un gol en Premier con Bale sobre el campo

Las buenas palabras, el compromiso y la ilusión que decía haber recuperado el aún jugador del Real Madrid son ya historia.

Tres meses después de su llegada, la euforia desatada en torno a Gareth Bale parece haberse desinflado tanto como el interés del galés por su retorno al Tottenham. Las buenas palabras, el compromiso y la ilusión que decía haber recuperado el aún jugador del Real Madrid son ya historia, y en Inglaterra empiezan a ser claros con la decepción que está suponiendo su cesión. Su impacto en el juego del equipo es básicamente nulo, así como en la faceta goleadora, pues los spurs apenas han visto puerta una vez en la Premier League con él sobre el campo.

Mientras duró el gran momento de los londinenses, nadie reparó en su escasa participación, pero ahora que apenas suman cinco puntos en los cinco últimos partidos parece el momento de encontrar culpables. Más allá de los habituales, como José Mourinho, que pasa de héroe a villano tan rápido como Londres pasa del sol a la lluvia, a Bale no es solo que no se señale su fracaso, sino que se palpa una sensación de decepción.

Por mucho que el técnico portugués haya querido tener al galés bajo sus órdenes desde hace años, luego, en la práctica, lo cierto es que apenas ha jugado 161 minutos de los 900 que ha disputado su equipo en Premier League. En Europa League, donde los rivales son de una talla inferior y donde ha participado en todas las jornadas, apenas ha visto portería en una ocasión. Tanto al que hay que sumar el que anotó en la Carabao Cup ante el Stoke City el pasado miércoles.