MILAN

Ibrahimovic: "Le puse nombre a las paredes de la casa y hablaba con ellas"

El delantero está cerca de volver tras su lesión, pero se ha detenido en una entrevista con el Corriere en lo que le hizo pasar el Coronavirus.

Ibrahimovic.
DANIELE MASCOLO REUTERS

El Milan parece no estar notando excesivamente la baja de Ibrahimovic. Gran noticia para Pioli. El miércoles le ganaron un importante duelo al Lazio (3-2) sin todavía la presencia del sueco. Ibrahimovic no juega desde el pasado 22 de noviembre, cuando le hizo dos goles al Nápoles y cayó lesionado muscularmente. El sueco ha ofrecido una entrevista al Corriere dello Sport. En ella se entretiene en su futuro lo justo. "En Milanello (la ciudad deportiva del Milán) me siento como en casa, pero mi futuro no lo decidiré solo", explica en referencia a que ahora mismo vive en Milán lejos de su familia y que los echa de menos. 

"Los extraño mucho, están agotados por no tenerme cerca. Me gustaría quedarme con ellos. Traté de regresar pero Pioli respondió que tengo 2 hijos en casa, pero que Milanello también es mi casa y que aquí tengo 25 chicos que me necesitan también", afirma. Uno de los episodios que más le han hecho notar que está lejos de su familia es el haberse contagiado de COVID al principio del curso. Ha notado los síntomas de la enfermedad, de la que afortunadamente salió. 

 "Era algo que me intrigaba, porque golpeó a todo el mundo. Es una gran tragedia. Al principio tuve un dolor de cabeza que no era fuerte pero molesto y luego perdí el gusto. Estuve todo el día en casa, cabreado, no podía salir. No podía entrenar", Ibrahimovic se sentía sobre todo solo y eso le llevó a tomar curiosas medidas. "Llegó un momento en el que estaba hablando solo con la casa. Les puse nombres a las paredes. Se convirtió en algo mental. Te miras a ti mismo e imaginas todos los males sobre ti, incluso los que no tienes. Un dolor por lo que sientes y por lo que crees que sientes", afirma. Por suerte, todo salió bien y dejó atrás el coronavirus.