GETAFE

¿Quién es John Patrick Finn, el debutante más joven de la historia del Getafe?

Formado inicialmente en la cantera Real Madrid, en sólo 18 meses ha pasado de unirse al Cadete A azulón a estrenarse en Primera con 17 años y 42 días.

¿Quién es John Patrick Finn, el debutante más joven de la historia del Getafe?
Diario AS

La ilusión tiene nombre propio en este Getafe que enfila el último tramo de 2020: John Joe Patrick Finn Benoa (Madrid, 24-10-2003). Con una trayectoria muy curiosa, se estrenó con el primer equipo el 5 de diciembre ante el Levante. El centrocampista había sido convocado por Bordalás en la jornada 11, en la que finalmente se quedó sin jugar, pero repitió en la lista la semana siguiente y se presentó al fútbol profesional con el 38 a la espalda y con sólo 17 años y 42 días. Convertido en el debutante más joven de la historia del club, también salió en el 87' en casa frente al Sevilla y disfrutó de la titularidad el jueves en Copa, iniciando la acción del 1-1 para la posterior victoria. "Es un chico muy joven, ha estado bien, sus compañeros le han ayudado", dijo entonces su técnico, que la ha vuelto a citar para la visita al Cádiz (hoy, 18: 30 horas, Movistar LaLiga).

Pero no ha sido sencillo el camino hasta Primera de John Patrick Finn, de madre francocamerunesa, padre inglés y que cuenta con pasaporte británico. Todo empezó en el Real Madrid, en el que estuvo de 2008 a 2012. A su mamá le recomendaron que le llevara a las pruebas de ingreso a las categorías formativas de los blancos, ella se animó y el pequeño no defraudó: marcó cinco de los seis goles de su equipo en un partidillo, con lo que resultó uno de los dos escogidos de entre más de 200 candidatos.

John Patrick Finn, instantes antes de convertirse en el debutante más joven de la historia del Getafe.

Pero en 2012 John se vio obligado a parar por motivos personales. Siendo el mayor de tres hermanos (el mediano, Brandon, juega en el Infantil A getafense), para la 2013-14 firmó por el Canillas. Dos temporadas allí más dos en el Alcobendas Levitt le hicieron recuperar la confianza. Y un buen día de mediados de mayo de 2018, al acudir a las pruebas del Getafe, le cambió la suerte. El entonces entrenador del Cadete A, Carlos Fonseca, detectó muy rápido, pese a haber más de 100 chavales repartidos en tres campos, su talento. Cuentan en el Coliseum que aquel cuerpo técnico alucinó con que nadie hubiera captado antes a alguien así; de hecho, fue el único seleccionado en el casting.

Su progresión desde entonces ha sido lo que se dice meteórica: seis meses en la siguiente temporada estando entre el Juvenil C y el Juvenil A, y directo al primer equipo. Descontando vacaciones y la pausa por el coronavirus, John ha pasado en unos 18 meses activos de las pruebas para cadetes del Getafe a ganarse la confianza de Bordalás. Trabajador y dispuesto a escuchar para mejorar, le caracterizan su explosividad, su gran técnica y coordinación a pesar del 1,93 de altura, y su polivalencia. Hace unos días, en el duelo con el Anaitasuna, se vio: comenzó de extremo, pasó por la delantera y concluyó de medio centro.