IFAB

Se permitirá un cambio extra en caso de conmoción cerebral

No computará entre los cinco admitidos el que sea obligado por un golpe en la cabeza, según aprobó la IFAB. También se prorroga esa norma de las cinco sustituciones.

0
Gustavo Gomez, del Palmeiras, con una protección en su cabeza tras haber sufrido un durísimo choque con Antonio Bareiro, del Libertad paraguayo, durante el partido de Copa Libertadores que ambos equipos disputaron la pasada madrugada.
AFP

Los cambios de los jugadores que tengan que abandonar el campo como consecuencia de conmociones cerebrales durante un partido no computarán entre los cinco permitidos a partir de enero de 2021, según aprobó la IFAB (International Football Association Board), organismo de regula las leyes del fútbol.

La IFAB señala que ha llegado a esta conclusión “tras consultar con las partes interesadas y seguir las recomendaciones del grupo de expertos en conmociones cerebrales (CEG)”.

En una reunión celebrada por videoconferencia y presidida por el director de la IFAB y presidente ejecutivo de la Asociación de Fútbol de Gales, Jonathan Ford, este organismo decidió que un equipo no debe quedar en inferioridad numérica si un jugador debe ser retirado del partido para proteger su salud.

La IFAB señala que “múltiples incidentes de lesiones en la cabeza pueden tener consecuencias muy graves” y que con ese cambio extra se prioriza “el bienestar del jugador, se reduce la presión sobre el personal médico por tener que realizar una evaluación rápida y se puede aplicar también en la mayoría de partidos de fútbol que se juegan sin un médico presente”.

La Federación Inglesa, una de las más preocupadas por lesiones de este tipo, ya se ha apresurado a anunciar que pondrá en marcha la medida el próximo mes de enero.

Por otro lado, la Junta amplió la norma de las cinco sustituciones nacida como consecuencia de la pandemia hasta el 31 de diciembre de 2021 para las competiciones nacionales que finalizan en esa fecha y hasta el 31 de julio de 2022 para las internacionales.

En la reunión también se debatió el pase deliberado al portero, el tiempo de descuento y otras infracciones.

Respecto a las manos, que han generado diferentes interpretaciones, se acordó que no todas ellas son punibles y que los árbitros deberán juzgar si los futbolistas pretenden hacerse "anormalmente más grandes” con los brazos en determinados lances del juego.

Otro de los asuntos sobre la mesa fue el desarrollo de sistemas de VAR más asequibles para permitir que las competiciones puedan también utilizarlo. La IFAB volverá a reunirse por videoconferencia el 5 de marzo de 2021.