ROMA

Gonzalo Villar acelera a la Roma

El centrocampista español sometió al Bolonia y encadena varias actuaciones sobresalientes. “Hace fácil lo difícil gracias a su inteligencia", le elogian.

Gonzalo Villar conduce el balón durante el partido contra el Bolonia.
Gonzalo Villar twitter.

La espectacular victoria de la Roma frente al Bolonia llegó gracias a un excelente partido coral del equipo de un Paulo Fonseca que veía desde la grada, donde cumplió sanción, una exhibición que refrenda su idea. Es cierto que el Bolonia jugó con bajas y dio más de una facilidad, pero los capitalinos han alcanzado una velocidad de crucero gracias a una excelente ejecución del planteamiento de posesión y protagonismo que traía el portugués cuando llegó de Ucrania. Y Gonzalo Villar se está revelando, lo ha hecho ya, como pieza para acelerar y afinar esa idea. El ex del Elche dio un clínic ante el Bolonia. Lo volvió a hacer en un mes mágico en lo personal e ideal en lo colectivo.

Villar se ha ganado ya el respeto de la Serie A y Fonseca le da los mandos de la Roma. Encadena varias actuaciones destacables, tanto en la Europa League, la que hasta hace poco era la competición donde jugaba más, como en la liga, donde se ha hecho ya con un sitio en el once para mezclar con Veretout. La crítica se rinde a él. “Hace fácil lo difícil gracias a su inteligencia; da ritmo y geometría a la Roma”, explica ya de él la Gazzetta dello Sport que se deshace en elogios hacia el joven de 22 años. “Hay una nueva luz en la cabina de director de juego”, destaca el rotativo italiano en referencia a la agilidad mental que acelera la circulación giallorossa. Villar fue en el duelo ante el Bolonia el jugador romanista que más pases dio y el que menos balones perdió. Pero, números al margen, desprendió esa sensación ya de que cuando un compañero no sabe qué hacer con el balón, rápidamente busca al ex del Elche para que lo maneje con seguridad, dinamismo y sentido. Villar orienta siempre el juego de manera correcta y, sobre todo, está haciendo que la posesión que suele acumular el equipo de Fonseca por su estilo, no sea para amontonar minutos de balón sin verticalizar ni profundizar.

Además, seguro de sí mismo, se gira y sale de la presión con balón con mucha autoridad deshaciéndose de rivales con elegancia. Tanto, que ya a ha adelantado a Diawara en la rotación y los medios apuestan que será la pareja de Veretout a largo plazo. Deberá pelearlo con Lorenzo Pellegrini, una vez Fonseca recupere a sus efectivos en la mediapunta y el internacional italiano retrase su posición. Pero Villar ya ha marcado territorio en una liga que vuelve a mirar al puesto de regista con predilección. Locatelli, Barella, De Roon, Freuler, Arthur, Benaccer, Kessie… Y Villar, partido a partido, está demostrando que no tiene nada que envidiar a todos ellos. A Locatelli se enfrentó hace pocas fechas en un partido marcado por la expulsión de Pedro. Era un duelo que calibró su momento.

Gonzalo Villar fue una apuesta de Petracchi. El entonces director deportivo se apresuró en enero pasado para firmar a un jovencísimo medio que ya deslumbraba en Segunda División a las órdenes de Pacheta en el Elche. Ahora muchos le dan la razón. Poco a poco se ha ido haciendo sitio. La colonia española que se ha instalado en la Roma también ayuda. Pedro, Pau, Carles Pérez y Borja Mayoral forman parte de la plantilla giallorossa junto a él. Especialmente cercano al primero se siente el medio, que ve en el exjugador de Chelsea y Barcelona la figura del veterano que ayuda a que los jóvenes entiendan los rigores del fútbol del más alto nivel. Mientras, Villar mantiene los pies en el suelo sin descuidar sus estudios universitarios a distancia.