REAL MADRID

Las claves del Nuevo Bernabéu tras 100 millones de inversión

El Madrid ya ha invertido 100 millones de los 570 que dispone para la reforma y el cambio es palpable... Conozca las claves del Nuevo Bernabéu del futuro.

El nuevo Santiago Bernabéu se convertirá, tras su inauguración, en uno de los símbolos arquitectónicos del mundo. Las obras están muy adelantadas. Está previsto que puedan estar terminadas poara el verano de 2022. Esa es la idea con la que Florentino Pérez encargó el proyecto que ahora desarrolla la constructora FCC. El proyecto arquitectónico que resultó ganador del concurso estaba encabezado por tres de los principales estudios de Europa. Son L35, los catalanes Ribas y los alemanes GMP. Los tres exhiben orgullosos imágenes, maquetas y vídeos de cómo será la transformación en sus páginas webs oficiales.

Hasta el momento el Real Madrid ha dispuesto en 2019 de 100 millones del crédito de 570 que pidió para acometer la obra. En julio de este año dispondrá de otros 250 millones y, el resto, en julio de 2022. Las que siguen son las claves con las que han trabajado dichos estudios de arquitectura. Son ideas que trasladó hace unos meses al gran público el arquitecto Tristán López Chicheri, de L35, en una ponencia sobre el propio estadio.

Un cambio espectacular.

Cuando Florentino encargó el concurso dejó bien claras las bases: una transformación total del mismo era un requisito fundamental. Y con esa idea se pusieron a trabajar. Se pedía convertir el estadio en un icono arquitectónico, pero que el resultado no recordara en nada al Bernabéu actual. Se pretende que sea una figura reconocible a nivel mundial como lo es el Big Ben o la Ópera de Sidney.

Los anilos decisivos.

Los anillos superiores son fundamentales para poder realizar la obra mientras el estadio se está utilizando en futuras temporadas tras la pandemia. De otra manera será imposible. Las obras se deberán realizar de verano en verano, aunque este parón de la competición por el coronavius ha sido fundamental para que se puedan acortar los plazos. Hay un primer anillo de compresión alrededor del estadio. Eso permite una cuestión clave, levantar otro anillo de tracción interior con una serie de cables. Así se libera el campo para que se siga jugando mientras se sigue trabajando en la cubierta. 

El techo se cierra en 15 minutos.

Según los diseñadores del estadio, el techo puede abrirse en 15 minutos y cerrarse en el mismo tiempo. La cubierta es de una especie de plástico de una firmeza extrema. Se han tenido muy en cuenta la evacuación del agua en el techo para evitar que caiga por el peso de la misma los días de lluvia. Habrá un gran marcador de led de 360 grados que presidirá el estadio y que se instalará en ese gran anillo. El techo retráctil tendrá 76 metros de luz, que es récord mundial, según manifiestan los propios arquitectos encargados del proyecto.

Poco cambio en la grada.

La grada actual permanecerá exactamente igual que ahora aunque ganará algo de altura por uno de los laterales. El cambio será sustancial por fuera, pero por dentro el Bernabéu será igual aunque con algún cambio lógico (no de estructura) como el videomarcador que se quiere poner por todo el perímetro superior.

Un césped retráctil.

Que el césped se pueda quitar y poner es algo que no estaba contemplado en el proyecto inicial pero que Florentino Pérez ha querido incluir pues puede ser clave en la idea que tiene de aumentar los ingresos derivados del estadio alquilándolo para espectáculos. Con el césped retractil se podrían hacer conciertos y eventos durante la temporada en curso sin dañar el 'verde'. Pero esa parte de la obra, en la que hay que disponer un espacio inferior para guardar el césped, debe esperar, pues no se puede acometer si hay previsión de que el público pueda volver a los estadios.

Piel galáctica.

La envoltura del estadio será de planchas de acero inoxidable, una piel metálica abierta en su totalidad para mantener las condiciones del estadio. Es de acero inoxidable tratado para evitar la reflectabilidad y para que tenga el aspecto del acero inoxidable “de las cacerolas”, según dicen los propios arquitectos. Tendrá, en definitiva, aspecto de titanio. Es un tema que se ha estudiado con mucho detenimiento, pues la envoltura metálica podría originar una situación que ya se vivió en otro edificio emblemático, el conocido como Walkie Talkie de Londres, que necesitó una reforma importante después de su construcción porque su estructura cóncava reflejaba los rayos de sol en la vía y terminaba derritiendo partes de los vehículos aparcados y objetos de los escaparates.

Una fachada especial.

El estudio que diseñó el Nuevo Bernabéu quería huir de un edificio de cuatro fachadas tradicionales. Esa fue la motivación inicial. Querían huir de la simetría. Por eso la fachada es totalmente asimétrica. Va cambiando según el lateral desde el que se mire. Las líneas curvas y suaves van cambiando la cara de la fachada según la perspectiva desde la que se mire. Hay tres líneas de cornisas sugeridas que van modelando el edificio a medida que uno se mueve.

Paseo perimetral.

La línea superior define un paseo que habrá por todo el perímetro del estadio que está abierto. Es una especie de terraza. El aficionado podrá dar la vuelta a todo el estadio por este paseo viendo las vistas de Madrid. Es una de las últimas soluciones que se encontraron cuando hubo que cambiar el primer proyecto que echó para atrás al TSJM, y uno de los elementos más vistosos.

La mejor bienvenida.

Tiene el Bernabéu actual 57 puertas pero ninguna entrada principal. Este será uno de los cambios fundamentales del nuevo estadio. Se quería que la entrada fuera reconocible. Por eso habrá un gran lobby en la fachada de la Castellana. Por ahí habrá un gran control de tornos y luego la gente se distribuirá hacia su zona ya en el interior del estadio.

Un hotel de lujo.

En el proyecto inicial que fue tumbado por la justicia el Madrid ganaba mucha edificabilidad. En concreto, 12 metros de profundidad de torre a torre en el lateral de la Castellana. Eran muchos metros cuadrados, y ahí la intención era hacer un gran hotel de lujo y un centro comercial. Eso no será posible, pero aún no se ha descartado la posibilidad de habilitar dentro del estadio un pequeño hotel de lujo con habitaciones que den al campo... Será difícil, de cualquier manera. Es más factible que se habiliten locales comerciales.

El museo fuente de financiación.

El museo del Madrid es, hoy por hoy, una de las principales fuentes de financiación del Real Madrid, y se modernizará y ganará metros cuadrados. El museo y Tour del Bernabéu es visitado al año por casi cuatro millones de personas (el más concurrido después del Prado y el Reina Sofía). Actualmente las entradas, para los dos accesos, rondan los 20 euros... Tras la reformael producto ofrecido mejorará y serán más caras. Además, se habilitarán espacios para ser alquilados para granes eventos dentro del nuevo estadio. Será fácilmente transformable para que los ingresos aumenten. "El uso mixto era fundamental", dicen los arquitecto.