PONTEVEDRA - DEPORTIVO

Charles contra Diego Rolan, un duelo fuera de categoría

Charles, 57 goles en Primera, amenaza del Pontevedra en el derbi. Rolan, que jugó en Ligue 1, LaLiga y el año pasado en México (7 goles en 18 partidos), la del Depor.

Diego Rolan, celebrando el gol que le dio la victoria al Deportivo ante el Racing de Ferrol.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El derbi gallego que se disputará mañana sábado en Pasarón (17:00 horas) está lleno de atractivos. Uno de ellos será el duelo entre dos delanteros a los que no se les esperaba esta temporada en Segunda B: Charles Dias y Diego Rolan. El brasileño, a sus 36 años, decidió este verano regresar al Pontevedra, club en el que debutó en España allá por 2004, después de siete temporadas consecutivas en Primera repartidos entre Celta, Málaga y Eibar. Enfrente estará Diego Rolan, de 27 años, que ha pasado ya por la primera división de tres países: Francia, España y México. Nueve años consecutivos en la elite hasta estrenarse el pasado domingo con el Deportivo en Segunda B después de una rocambolesca trayectoria.

La carrera de Charles en España comenzó en el Pontevedra, club con el que disputó seis temporadas en Segunda B logrando 52 goles. En 2010 dio el salto a Segunda de la mano del Córdoba, donde jugó dos años para recalar luego en el Almería, equipo en el que fue pichichi de Segunda con 27 goles. Su acierto no pasó desapercibido para el Celta, que le dio la oportunidad en Primera en 2013. Estuvo dos años en Vigo (15 goles), luego otros tantos en Málaga (14) y las tres últimas campañas en el Eibar, firmando 8, 14 y 6 tantos con el conjunto vasco. Este verano regresó al club de sus orígenes con dos ideas: ascender y retirarse de granate. Esta temporada lleva dos goles, ambos de penalti (Unionistas y Salamanca).

No menos importante es la trayectoria de Diego Rolan, que ha sido internacional en 25 ocasiones con Uruguay (cuatro goles y seis asistencias). El delantero charrúa, con el que nadie contaba en A Coruña, es un refuerzo de lujo, aunque podría salir en el mercado de enero dado su elevado salario (1,3 millones de euros). Su debut en la elite se produjo en 2012 con el Girondins de Burdeos, club en el que jugó cinco temporadas (33 goles). El Deportivo lo fichó en 2017 y lo cedió al Málaga (cinco goles). El siguiente curso jugó a préstamo en otros dos equipos de LaLiga, Leganés y Alavés, en una temporada que se quedó en blanco. La pasada campaña se fue cedido al Bravos de Juárez y recuperó su juego y puntería. En la primera mexicana disputó solo 18 encuentros, pero le dio tiempo a anotar siete goles. El pasado domingo debutó con el Deportivo tres años y medio después de su fichaje y tardó seis minutos en marcar. Lo hizo con un penalti provocado por él mismo para decidir el derbi ante el Racing de Ferrol (1-0) y darle el liderato en solitario a los coruñeses.