VALENCIA

Ribó pone fecha a la paciencia del Ayuntamiento con el Valencia: 15 de mayo de 2021

El alcalde Joan Ribó y la vicealdesa Sandra Gómez remarcan su postura firme para que el Valencia cumpla con los compromisos que se firmaron en la ATE de Mestalla.

Ribó pone fecha a la paciencia del Ayuntamiento con el Valencia: 15 de mayo de 2021
AYUNTAMIENTO VALÈNCIA EUROPA PRESS

Joan Ribó, alcalde de Valencia, y Sandrá Gómez, vicealcaldesa, han vuelto a recrudecer su mensaje respecto a la coyuntura urbanística del Valencia con la parcela de Mestalla y la construcción del nuevo estadio. El Ayuntamiento de Valencia pone fecha a su paciencia y se ampara en el compromiso firmado por el club de Mestalla, ya con Meriton Holdings como máximo accionista, para ver hechos y no solo palabras: “El 15 de mayo se acaba el tiempo”. Ese día, si el Valencia no ha cumplido con sus obligaciones, se “sustituirá o caducará” la ATE de Mestalla.

“Pasa el tiempo y no vemos ninguna señal seria de que el Valencia cumpla con sus obligaciones como promotor”, remarcó el alcalde de València, que apostilló: “El tiempo se acaba”. Joan Ribó recalcó que es “imprescindible” que el Valencia cumpla sus obligaciones, que pasan por la construcción de un polideportivo en el barrio de Benicalap, amén de la finalización de las obras. El Valencia, seguro, va a incumplir el plazo de construcción del nuevo estadio, que tenía fecha de mayo de 2021, si bien, al Ayuntamiento lo que le inquieta es que desde el club “no se da ninguna señal de querer avanzar”.

“Queremos dejar claro que el tiempo se acaba. Se lo hemos advertido al Valencia. La legislación es clara y dice que determinará su sustitución o la caducidad de la ATE. Así que se lo piensen muy bien. Hemos informado al Conseller que estas eran las condiciones. No estamos dispuestos a que perdure esta situación sin que se dé ninguna señal de querer avanzar”, aseveró el alcalde. Según fuentes institucionales, el equipo de gobierno insta a resolver la ATE y en ningún caso contempla una prórroga, que es lo que viene solicitando el Valencia. 

Sandra Gómez, vicealcaldesa, también explicó los diferentes escenarios que se plantea el Ayuntamiento a partir de la caducidad de la ATE. “La ATE regula los terrenos del viejo Mestalla, pero eso no quiere decir que una vez resuelta, caducada o ampliada, la obra del nuevo Mestalla vaya a quedarse ahí. Cualquier promotor tiene unas obligaciones con la ciudad, para acabar la obra o para derruirla si es lo que quieren hacer con ella. El Valencia va a ser propietario de dos estadios y lo lógico es que acabe el nuevo estadio. Si no hay una voluntad, el Ayuntamiento tiene herramientas para forzar y acabar la obra. Pero no vamos a permitir que eso se quede ‘sine die’, porque da mala imagen y es un peligro. Esta ciudad ha sido muy generosa con el Valencia con la ATE y no ejecutando el derribo de la grada de Mestalla, porque había un compromiso de traslado. Y es lo único que pedimos, el traslado”.