CHAMPIONS | INTER-REAL MADRID

Conte mantiene varias dudas en el centro del campo

El técnico del Inter confía en que el empujón anímico de la victoria del domingo contra el Torino ayude al equipo a encarar su partido contra el Real Madrid.

Antonio Conte da instrucciones a sus jugadores en el Inter de Milán-Torino de la Serie A.
ALESSANDRO GAROFALO REUTERS

Con una remontada absolutamente loca, el Inter logró el domingo ante el Torino su primer triunfo desde el pasado 24 de octubre. La esperanza de Antonio Conte es que la dinámica positiva que este tipo de victorias suele dejar en un vestuario consiga empujar a los nerazzurri para tumbar mañana al Madrid y seguir con vida en esta Champions.

Respecto al partido de ida estará Romelu Lukaku, y obviamente no es un detalle. El belga en este curso ha firmado nueve goles en los nueve partidos que ha disputado (43 en los 60 choques desde que llegó a Italia), y su ausencia en la ida pasó factura. Además de sus goles, se echó de menos su liderazgo: "Sinceramente, no somos un gran equipo. No se puede sufrir así. Jugamos muy mal durante 60 minutos", afirmó el domingo tras el doblete endosado al 'Toro', unas frases que a su técnico le encantaron.

Faltarán, en cambio, Kolarov y Brozovic, de momento aún positivos en COVID. La baja del croata es la que en este momento preocupa más al entrenador italiano, que debe volver a diseñar su centro del campo. La idea filtrada de los ensayos de ayer es apostar por Gagliardini al lado de Barella, con Vidal más adelantado. Eriksen, al parecer, empezará por enésima vez en el banquillo y en Milán esperan encontrarle un nuevo equipo en enero, apenas un año después de su llegada.

Este lunes, además, hubo una buena noticia: el regreso de Stefano Sensi. El italiano, hasta ahora, solo ha sumado tres partidos y 110 minutos debido a unas molestias musculares. Ayer volvió a trabajar con el grupo durante una fase de la sesión, pero necesitará tiempo para recuperarse y no estará disponible para el partido de mañana frente al Madrid.