MÓNACO 3 - PSG 2

El agüjero defensivo condena a Tuchel

La remontada sufrida por el PSG tiene dos culpables para 'L'Équipe', el alemán ("su dirección no aportó nada") y la defensa. Cesc, Gelson Martins y Caio Henrique, ensalzados.

Se las prometían muy felices en el seno del PSG cuando Kylian Mbappé convertía un penalti en el minuto 36 que suponía el 0-2 en su visita a Mónaco. Así llegaría el descanso y, con ello, el momento de los entrenadores. Niko Kovac agitó a los suyos e introdujo dos cambios: Cesc por Geubbels y Caio Henrique por Ballo-Touré. El español y el brasileño aportaron una frescura y una claridad de ideas que pilló a contrapié al conjunto parisino. Hasta el punto de sellar una remontada que deja señalado a Tuchel y a la defensa capitalina.

Si su homónimo en el banquillo monegasco dio con la tecla, el alemán no pulsó botón alguno en el descanso y se encontró con un 3-2 tras los noventa minutos que no ayuda a la eterna duda que se cierne sobre su futuro. El diario L'Équipe calificó a Kovac con un 8, a Tuchel con un 3. Mientras destacan "los cambios realizados por el técnico croata cambiaron la cara al partido", al de Krumbach le señalan: "Su verdadera culpa es no haberse adaptado a la charla de Kovac en la segunda mitad, No logró limitar la influencia de Fábregas. Y el hundimiento de sus costados fue total. Su dirección no aportó nada". Aunque, a pesar del sonoro suspenso, no todas las culpas han ido a parar al teutón. De hecho, encontramos dos notas aún más pobres: Diallo y Kurzawa, con un 2.

El lateral derecho francés hubo de ser cambiado en el 68' tras no poder contener a Gelson Martins en todo el partido: "Una noche de pesadilla, para olvidar. Y rápido. Sufrió sistemáticamente con la aceleración de Gelson Martins. Su colocación fue muy aleatoria en el primer tanto monegasco...". Mientras que el otro protagonista, Abdou Diallo, echó por tierra sus primeros 45 minutos con un segundo tiempo terrible: "¿Qué pasa por su mente en el minuto 81? Se complica, pierde el balón y le permite a Volland superarle. Un error incomprensible. Su paso por París pinta mal". La jugada en cuestión es el infantil penalti cometido por el central, que supondría su expulsión y convertiría Cesc en el 3-2 final.

Una de las mayores quejas de Tuchel para con la planificación de la plantilla en el curso presente es el no haber contratado un central de garantías y actuaciones como la del Stade Louis II o la derrota en el Parque de los Príncipes ante el Leipzig (1-2) apoyan su teoría. El PSG echa de menos a Thiago Silva. Kimpembe, en esta ocasión, 'aprobó' ante el Mónaco (5), pero Dagba comparte calificación (3) con su entrenador y el diario francés apunta que "su velocidad no puede salvarlo de todo, es culpable de haber leído mal en el segundo tanto". Danilo y Sarabia, incapaces de compensar el ímpetu monegasco en la segunda parte, también fueron 'castigados' con un 3.

Ajusticiados por Cesc, Volland y Caio Henrique

En lo que respecta al conjunto local, las notas de este parcial son notables y, aunque el único que llega al 8 es Kovac, hay un grupo de jugadores, los líderes de la reacción, que han logrado un 7/10. Entre ellos destacan Volland, goleador de la noche en ausencia de Ben Yedder; Matsima, destacado en una posición (lateral) que no es la suya; Fofana, que logró compensar su participación negativa en los goles del PSG con un juego con balón delicioso; Gelson Martins, que tras su salida del Atleti ha encontrado estabilidad para potenciar su velocidad; y los héroes de la noche: Cesc y Caio Henrique. El español llevó la manija del juego y participó activamente en dos de los tres goles, mientras que el polivalente lateral brasileño (también puede jugar en el centro del campo) demostró que no se equivocaron en el Principado apostando por él.