REAL VALLADOLID

San Emeterio: "Los medioscentros posicionales no somos vistosos"

El jugador del Real Valladolid vuelve a Granada y habla con AS de su experiencia en el equipo nazarí, de Diego Martínez, de su posición en el campo y de su futuro.

San Emeterio: "Los medioscentros posicionales no somos vistosos"
REAL VALLADOLID

Fede San Emeterio (16 de marzo de 1997, Sierra de Ibio, Cántabria) asume su papel de mediocentro más posicional con orgullo y por el bien del equipo. Titular en muchos de los partidos de inicio de temporada del Real Valladolid, mañana se enfrenta al Granada, equipo donde su participación fue importante para conseguir el ascenso y el cimiento de un proyecto que ahora se pasea por Europa.

¿Como les ha ido en estas dos semanas sin partido? No sé si les ha dado tiempo a recargar pilas, a analizar lo que hicieron bien ante el Athletic y mal en otros encuentros anteriores...

Los parones valen para eso, para analizar, para desconectar un poco de la cantidad de partido que tenemos, sobre todo, ahora que con la pandemia nos meten muchos partidos. Ha servido un poco para desconectar, anímicamente, mejor por los tres puntos.

...Ya que lo saca usted, da la sensación de que con el sprint final de la campaña pasada, unas vacaciones cortas, una pretemporada no tan intensa como otras... ¿pueden incidir estas cuestiones en el gran número de lesiones que hay y en los resultados raros que se están produciendo?

Es verdad que ha sido una temporada atípica bajo mi punto de vista. Al tener tan poco tiempo entre finalizar la temporada pasada y empezar esta ha sido como una continuidad. No sé en que manera influirá en el tema de las lesiones, al final, a todo lo diferente cuesta adaptarse y es lo que está pasando ahora. Los jugadores no estamos acostumbrados a jugar tantos partidos seguidos y puede ser un motivo de lesiones, claro...

¿Puede influir sólo en lo físico o también en lo mental?

En ambas cosas porque el sentirte bien, el tener una buena preparación física te va a dar la base para la temporada, pero principalmente el tema mental es el que lo controla todo. Al final, si has estado bien en verano, si se te ha hecho corto o largo el periodo de descanso son cosas que influyen y si el jugador está bien o mal mentalmente se nota mucho en el juego, así que el tema mental puede influir por el poco descanso de algunos jugadores.

El domingo van a Granada, que no es una plaza fácil...

Sí, será un partido complicado. El Granada es un rival que le gustan los partidos muy competidos, no rehuye el choque, busca duelos individuales y los gana, va a ser un partido complicado, bastante cerrado, con pocas ocasiones y el que más aproveche será el ganador.

Usted conoce el Granada y más este Granada de Diego Martínez... ¿qué tiene tan especial para ascender y clasificarse para Europa en la primera campaña?

El año que estuve allí fue clave la unión del vestuario, del cuerpo técnico. Este año siguen haciéndolo así, los jugadores que han fichado se han adaptado bien, siempre son competitivos en cualquier escenario, son camaleónicos, se adaptan a las diferentes circunstancias del partido.

¿Qué le cuentan desde Granada? ¿Cómo lo llevan? Porque la ilusión compensa el esfuerzo de jugar domingo-miércoles en un equipo pequeño, pero...

Es una temporada diferente para ellos y están ilusionados. Es verdad que al jugar Europa League muchos jugadores no están acostumbrados, con muchos compartí vestuario en Segunda y han llegado hasta allí. Lo están disfrutando, pero sabiendo que no pueden dejar de lado la Liga, que es lo que importa, conseguir el objetivo de la permanencia cada año. Por la parte que me toca, me alegro mucho por ellos porque tengo muy buena relación con muchos de ellos y me alegro de que les vayan bien las cosas.

Los andaluces ascendieron un año después que el Pucela y, sin embargo, da la sensación de que están un escalón por encima. ¿Qué puede aprender el Valladolid del Granada?

En el tema deportivo, unos años estás más arriba y otros más abajo. Nosotros no tenemos que cambiar nada, al final, el Granada hizo un gran año la temporada pasada, nosotros nos salvamos también. Este año ellos empezaron bien, nosotros buscamos nuestro camino, pero en cuanto a infraestructura de club, el Real Valladolid está creciendo muchísimo, está apostando por gente joven, con ganas, y en la directiva está entrando gente que quiere hacer el club más grande y en ese aspecto creo que no tiene nada que envidiar.

Usted no suele marcar muchos goles y, sin embargo, fue a marcar uno de los goles más importantes del Granada, el del ascenso...

Sí, no es mi principal faceta, la goleadora, pero el año del ascenso marqué un par de ellos y bienvenidos sean. Fue especial por ser mi último partido, por ascender en ese campo y lo guardo como un gran recuerdo.

Todo el mundo habla de Diego Martínez como una de las bazas fundamentales para que el Granada esté haciendo estos buenos años... ¿cómo definiría usted al técnico granadino?

El entrenador es el capitán del barco, como se suele decir, es el que lleva la manija de todo. Siempre está muy pendiente de lo suyo, hace muy bien el tema grupo, equipo, el que todos vayan a una y le está funcionando. Siempre está pendiente de pequeñísimos detalles que tú no le das importancia, pero él sí, es lo que hace que el jugador mejore y es lo que se está viendo.

Dígame un pequeñísimo detalle que le dijera a usted, por ejemplo...

Por ejemplo, le da mucha importancia a cuando te hacen una pared pues seguir al jugador, intentar chocarle, estórbarle... Al final, el jugador profesional parece que ya lo sabe, pero él te lo va recordando, incitando a que lo hagas. Son pequeñas cosas, pero te ayudan a mejorar...

Muy interesante, porque a veces vemos a jugadores profesionales que cometen errores impropios o que no ejecutan acciones sencillas como deberían... ¿es dejadez o se les olvida?

No es ni una cosa ni la otra. En fútbol profesional es tan exigente, estás tan pendiente de tantísimas cosas que, quizás, no llegas a todas durante 90 minutos. A veces se te pasa, pero no es por dejadez o por olvido. También depende del tipo de futbolista porque hay futbolistas más atentos, más disciplinados, y otros más dejados en este aspecto, pero que tienen otras cosas.

¿Si tuviera que comparar a Diego Martínez y a Sergio González? ¿Hay muchas diferencias entre ellos?

Cada entrenador tiene su forma de trabajar. Diego Martínez tiene sus cosas y le ha ido bien, y Sergio tiene las suyas y también le ha ido fenomenal con el ascenso y las dos permanencias con el mismo equipo. Ambos intentan hacer los equipos a su imagen y semejanza.

¿Cree usted que se es un poco injusto con los futbolistas que juegan de mediocentro defensivo? Porque muchas veces parece que se les critica porque participan poco con el balón, pero se ve poco que hacen coberturas, que cubren los espacios de compañeros, que equilibran, que hacen el trabajo sucio, por así decirlo, para que otros luzcan...

Sí, la verdad. No somos jugadores vistosos, que ocupen portadas, ¿no? Solemos pasar más desapercibidos. Dentro de nuestra posición nos sentimos valorados por el entrenador, por el cuerpo técnico, por la gente que lo ve. La importancia de esa posición es clave porque todos los técnicos la usan y si no fuera así habría desaparecido, pero todos los equipos usan un pivote más posicional y somos importantes en el juego.

Es que me estoy acordando que contra el Athletic todo el mundo destacó el gran partido de Hervías, pero pocos hablaron de cómo usted cubría su lateral cuando él subía...

Es así, en el equipo cada uno debe saber cuál es su papel. Yo no pretendo hacer el papel de delantero, ni de lateral, ni de extremo. Yo sé cuál es mi papel, mi rol, lo que pretende el entrenador que haga. Es bonito que te lo reconozcan.

Tan se lo reconocen que usted tuvo algunas ofertas para salir en verano, ¿no? Sin ir más lejos del Granada...

Yo tengo contrato aquí, estoy muy a gusto. Pueden salir cosas, pero yo sólo pienso en Valladolid y lo que tenga que ser, será en el futuro.

¿Hubo oferta del Granada o no?

No sé (risas). Son cosas que no controlo, no lo manejo, los futbolistas tenemos gente que se dedica a lo extradeportivo en nuestro nombre.

Le doy la vuelta entonces al asunto... Usted acaba contrato en junio, ¿va a renovar?

Yo acabo contrato en Valladolid en junio, estoy muy a gusto y si al final el club y nosotros lo vemos conveniente, renovaremos. Son cosas que, con el tiempo, se irán sabiendo. No estoy preocupado por eso, estoy metido en lo deportivo, para lo otro, como te dije antes, hay personas que se dedican a ello.

¿Le llamaron ya?

Son cosas de mi representante... (risas).

Defiende usted tan bien dentro como fuera del campo...

Viste, ¿no? Te llevo a mi territorio...

¿Cómo se le gana al Granada?

Al final, el Granada se basa en la intensidad, compacto, como grupo y nosotros también somos así, destacamos por el colectivo más que por el individual y eso es lo que trataremos de hacer el domingo: estar bien en los duelos, en segundas jugadas, no cometer pequeños fallos porque ahí el Granada te mata.

¿Se salvará el Valladolid esta temporada?

Ojalá, lo vamos a intentar con todas nuestras fuerzas y trataremos de conseguir los puntos necesarios para sufrir lo menos posible.