VALENCIA

La salida de Kondogbia liberó a los capitanes

En el vestuario del Valencia se quitaron un peso mental de encima con el adiós del mediocentro. Gracia podrá tener refuerzos en enero.

La salida de Kondogbia liberó a los capitanes
VALENCIA CF

Geoffrey Kondogbia fue traspasado al Atlético después de tres semanas de rebeldía del francés. Su pérdida futbolística -talento y experiencia- se compensa, según se apunta desde el equipo ché, por la liberación mental que su marcha ha supuesto para los capitanes del Valencia. Esa es la sensación que reina desde el día del adiós de Kondogbia en el vestuario, donde Gayà, Carlos Soler, Jaume y Gabriel Paulista repiten al resto de compañeros: "Somos los que estamos y los que tenemos que tirar del carro". El adiós de Kondogbia también permitirá a Gracia tener refuerzos en enero. O eso se dice desde el club.

Los capitanes del Valencia han tenido que lidiar en los últimos meses con la salida de referentes y la no llegada de refuerzos; con una crispación social sin precedentes hacia la gestión de Lim; un retraso en la nómina de julio y la correspondiente negociación de los pagarés y con un conato de dimisión de Javi Gracia. Todo ello con una racha de resultados negativa. Y en ese contexto explotó el caso Kondogbia, un jugador al que respetaba el vestuario, que era capitán del equipo y del que se esperaba que fuera un espejo para los jóvenes, pero inverso al que acabó siendo.

Las últimas semanas de Kondogbia en el Valencia, que argumentó molestias para no ejercitarse con el grupo hasta que se fue al Atlético y debutó, fueron un desgaste para los capitanes. Se reunieron con él, pidiéndole que volviera al grupo; hablaban a diario con Gracia sobre la situación; también se citaron con el presidente y, sobre todo, tenían que mantener a los jóvenes enchufados. Anil Murthy dijo esta semana en Offthepitch: "La toxicidad que ha habido alrededor del Valencia ya se ha ido".